Publicidad


Publicidad

El lado oscuro de heredero de bienes del asesinado estilista Mauricio Leal

El viernes se retoma audiencia de preacuerdo. Interesado afina estrategia para quedarse con herencia estimada en  $3.700 millones que dejó el peluquero. Se trata de otro hermano en prisión en Cali que paga condena de 15 años por abuso a menor. Disputa de sus dos hemanos desde la cárcel.

El lado oscuro de heredero de bienes del asesinado estilista Mauricio Leal
Por Norbey Quevedo | Sáb, 16/04/2022 - 09:48 Créditos: Tomada de Facebook

El próximo 22 de abril ante el Juez 55 Penal del Circuito de Bogotá se llevará a cabo la audiencia de verificación del preacuerdo suscrito entre la Fiscalía y Yhonier Rodolfo Leal Hernández como autor material del homicidio de su hermano, el estilista Mauricio Leal y su madre Marleny Hernandez Tabares, ocurrido el 22 de noviembre de 2021 en su casa ubicada en el municipio de La Calera, Cundinamarca.

La pena a imponer sería de 27 años y seis meses de prision por el delito de homicidio agravado por el parentesco, el estado de indefensión y la sevicia en concurso homogéneo y sucesivo y en concurso material heterogéneo con ocultamiento, alteración o destrucción de elemento material probatorio.

Pero no será el único miembro de la familia Leal llamado a rendir cuentas ante la justicia. Luego del crimen se conoció que Mauricio Leal tendría un hermano por parte de madre o uterino cómo los denomina técnicamente el derecho.

Se trata de Carlos Andrés García Hernández, hijo de Marleny Hernández Tabares y Carlos Antonio García Otàlvaro, de 43 años de edad a quien el 22 de abril de 2016 el juez 18 Penal Municipal con Función de Control de Garantías, libró la boleta de encarcelación 12366 en su contra en el centro de reclusión de Villahermosa, en Cali, por el delito de actos sexuales con menor de 14 años agravado, en concurso homogéneo y sucesivo.

Según las sentencias de primera y segunda instancia, entre los años 2014 y 2016 en la casa en la que él vivía, ubicada en la carrera 123 con calle 4 en la ciudad de Cali, abusó sexualmente de quien fuera su hijastra desde que esta tenía 12 años hasta cuando la menor cumplió 14 años.

sentencia
Facsímil donde se resuelve la condena contra Carlos Andrés García en primera instancia / Suministrada

 

En narración de la Fiscalía, García Hernández, aprovechaba la ausencia de su compañera permanente y madre de la menor, así como la hermana mayor de la niña para realizar tocamientos indebidos de todo tipo con fines libidinosos e incluso realizaba actos masturbatorios.

Pero no sólo era en el día, también en la noche. Mientras la pequeña estaba en su habitación intentando conciliar el sueño, García ingresaba, le retiraba sus prendas de vestir y una vez más incurría en ese tipo de tocamientos.

Dicha conducta la realizó con frecuencia hasta el 31 de marzo de 2016 cuando fue sorprendido por la hermana mayor de la niña. Esa noche vio cómo su padrastro irrumpió en la habitación, la cual sólo estaba separada del resto de la casa por una cortina y la luz del alumbrado público que se filtraba por la ventana, y le permitió ver todo.

Entró en pánico y no pudo reaccionar de inmediato pero luego corrió hasta donde su hermana y la interrogó. Ahí la pequeña se desmoronó en llanto y detalló a todo lo que había sido sometida desde que ella tenía 12 años.
Y narró que esto no sólo sucedía en la casa sino también en el vehículo de servicio que éste conducía y en el que él la sacaba del lugar cuando ni la madre ni la hermana de la pequeña estaban.

yhonier
Yhonier Leal en medio de las audiencias por la muerte de su hermano y su madre / Tomado de video

 

Siempre la amenazó de lo que podía ocurrir si ella se atrevía a contarle a alguien. Recordó que su madre sufría de la presión y que una noticia así podría matarla.

En la audiencia de imputación García Hernández no aceptó cargos y meses después en una carta escrita a mano aseguró ser inocente. Además pidió ser dejado en libertad por vencimiento de términos. Así mismo, aseguró que no había pruebas en su contra.

El 8 de febrero de 2017 se realizó la audiencia de vencimiento de términos, pero se dejó constancia que no era merecedor de la libertad pues los términos continuaban vigentes.

Llegó el juicio, y la menor en entrevista mediante la cámara Gessell, un instrumento téncico que se usa para preguntar a menores, detalló el horror que vivió durante dos años. La madre y la hermana de la pequeña también entregaron su testimonio, así mismo varias sicólogas forenses.
Por su parte, García Hernández, a través de su defensa, presentó a su tía María Diner Hernández Tabares como una de sus testigos. Ella le contó a la justicia detalles de cuando vivió en Bogotá en un inmueble en el que también habitaba su sobrino procesado, su compañera permanente y las dos mejores.

Mauricio Leal
Mauricio Leal junto a su madre Marleny Hernández, ambos asesinado por Jhonier Leal / @marleny4563

 

Según ella, fue buen papá, respetuoso y las niñas también lo trataban con cariño y eran atentas con él. También agregó, “(…) si lo que le atribuyen a su sobrino sucedió lo fue porque las niñas eran muy confianzudas con él y la mamá no las corregía ni se oponía a ello”, quedó consignado en la sentencia.

Así mismo, rindió testimonio el propio acusado Carlos Andrés, quien luego de renunciar a su derecho a guardar silencio, negó una vez más lo sucedido. Afirmó que todo se trataba de una retalicion de la menor porque él le advirtió que no seguiría viviendo con ella pues tenía una relación sentimental extra con otra mujer.

Una declaración que secundó su abogado quien no dudó en endilgar la responsabilidad a la expareja de Carlos. Aseguró que los hechos no existieron, que se trataba de una venganza de la mujer y que por el contrario, estaba “secundada por sus dos hijas, (…) también hay injerencia de los sicólogos en tanto que ponen en boca de la menor, expresión es que esta no habría estado en condiciones de plantear, cómo aquella de las caricias vaginales de que fue objeto”.

El juez calificó los señalamientos de García Hernández, el medio hermano del estilista Mauricio Leal, y su defensor como deleznables y en cambio aseguró que el testimonio de la víctima había sido totalmente convincente, así como el de su hermana.

Con este argumento esencial, el Juez Tercero Penal del Circuito de Cali, lo condenó a 15 años de prisión y la Sala Penal del Tribunal Superior de Cali confirmó íntegramente la sentencia, el 11 de octubre de 2011.

confirma
Facsímil donde se resuelve la condena contra Carlos Andrés García en segunda instancia / Suministrada

 

Desde entonces, Carlos Andrés García Hernández ha purgado seis años de condena y ha redimido aproximadamente quince meses por estudio y trabajo carcelario. Sin embargo por prohibición legal no podrá acceder a ningún beneficio o subrogado como libertad condicional o prisión domiciliaria.

Hace unos meses afirmó públicamente en La W Radio que se había enterado del homicidio de su hermano Mauricio, a través de los medios de comunicación y que no le interesaba en lo más mínimo los bienes que éste había dejado.

Sin embargo, a comienzos de enero se divulgó un audio en el que García reprocha a sus tías. En efecto, una de ellas declaró en su favor en el juicio, “que ustedes están pidiendo una reparación de víctimas y que Yhonier va a dar una fuerte suma de dinero que es de $200 millones (…) eso es lo que está haciendo ese hp abogado que ustedes tienen, entonces ya yo voy a tomar correctivos, mi abogado se va a poner al frente de esas cosas, porque esas maricadas no me gustan”.

Y es que evidentemente el nuevo litigio será ante los jueces de familia. Como Mauricio Leal no tenía hijos y su progenitora fue asesinada, los llamados a heredar son sus hermanos, en este caso Yhonier Leal y su hermano por parte de madre, Carlos Andrés García Hernandez.

Expertos en derecho de familia consultados por la Agencia de Periodismo Investigativo, API, explicaron que si la familia Leal inicia el proceso de indignidad sucesoral establecido en la ley 1893 de 2018 que modificó el Código Civil y que establece en su artículo 1025 que son indignos de heredar quien o quienes hubieran cometido el delito de homicidio en contra del causante, es decir, en contra de quien iba a heredar, Yhonier Leal sería excluido de la sucesión.

calera
Facsímil cerficado de libertad de la casa de la Calera, Cundinamarca / Suministrado

 

Sin embargo, los abogados expertos precisan que esta restricción no cobijaría a los hijos del homicida, pues el mismo Código Civil prevee que se puede representar al ascendiente cuya herencia se ha repudiado y esto incluye al indigno.

Así las cosas, los hijos de Yhonier y Carlos Andrés García serían los llamados a interponer la demanda de sucesión en virtud a que tienen el tercer orden hereditario.

En cuanto a los bienes o masa sucesoral, además de los bienes muebles que se han hecho públicos como joyas y obras de arte Leal tenía dos inmuebles a su nombre, según registros públicos revisados por la Agencia de Periodismo investigativo, API.

El primero, es el predio ubicado en el municipio en La Calera en donde ocurrió el macabro crimen. Se trata de una casa de 1.1165 metros cuadrados de área y 223.67 de construcción en Arboreto Bosque Residencial.

A su vez, el 18 de septiembre de 2020 el banco Itau hizo la transferencia a Mauricio Leal a título de leasing habitacional, es decir, dos meses antes de ser asesinado por su hermano Yhonier.

cartago
Facsímil cerficado de libertad del apartamento en Bogotá y la casa en Cartago / Suministrado

 

Sobre este inmueble que está administrado por la Sociedad de activos Especiales la Fiscalía solicitó la suspensión del poder dispositivo de dicho bien el pasado 18 de enero. Según avalúos preliminares tendría un valor en el mercado de $2.000 millones.

El otro bien es un apartamento ubicado en la carrera 7 con calle 87 de 138.7 metros cuadrados que adquirió en julio de 2017, cuyo valor esta estimado en $1.200 millones.

Por su parte, Marleny Hernández, la madre de Mauricio, Carlos Andrés y Yhonier había adquirido en febrero de 2018 una casa de 72.7 metros cuadrados en Cartago, avaluada en 200 millones  y otra en Cali, que según expertos inmobiliarios tendriá un valor cercano a los $300 millones.

Lo cierto es que además del proceso por el crimen del estilista Mauricio Leal, paralelamente avanza otro proceso por los bienes que dejó y una desputa de sus dos hermanos quienes desde prisión buscan apoderarse de una fortuna estimada en $3.700 millones que dejó un talentoso peluquero producto de décadas de trabajo y el  reconocimiento especial de sus clientes.  

También le puede interesar: