Publicidad


Publicidad

Las deudas del humorista Álvaro Lemmon que lo tienen al borde de la quiebra

En juzgado laboral avanza demanda contra Caracol Televisión por prestaciones sociales. En Colpensiones buscó reliquidación de su mesada. Desde hace varios años enfrenta múltiples procesos por acreencias, varios vigentes. Detalles de sus obligaciones.

Las deudas del humorista Álvaro Lemmon que lo tienen al borde de la quiebra
Por Norbey Quevedo | Sáb, 05/02/2022 - 13:09 Créditos: Caracol TV

Durante 45 años, Álvaro Lemmon, un humorista, cantante y guitarrista conocido como 'el hombre caimán' integró el elenco de uno de los programas más antiguos de la televisión colombiana y pionero en el genero del entretenimiento y cuenta chistes, Sábados Felices. 

Con su salida del programa en el 2019 se puso punto final a los personajes que interpretó y a los sketch o escenas de humor que protagonizó como el chácara, los ladrones, los corromboyas, la familia costeña, los costeños, ave cesar y muchos más.

Hoy vuelve a figurar pero por un video que se hizo viral. Allí aparece a sus 75 años recorriendo una calle de Santa Marta, bajo los intensos rayos del sol a una temperatura superior a los 35 grados, vendiendo mochilas y argumentando penurias económicas.

En pocas horas, pasó de generar solidaridad y empatía nacional a ser increpado por algunos de sus excompañeros de programa. Estos advirtieron que su labor de vendedor ambulante no era más que un montaje con el único propósito de desprestigiar a la empresa en la que trabajó durante cuatro décadas y de la que afirman salió pensionado.

A ello se sumó un comunicado de Caracol Televisión en donde informó que el humorista se encuentra pensionado hace más de 15 años. Por su parte la familia del humorista, Lemmon Ballesttas y Gonzalez Ballestas,  emitió otro comunicado en donde aseguran que no lo han abandonado, ratifican que está jubilado y en otras palabras no comparten su reciente actuación pública.

Oficinas del Canal Caracol
Adecuación de un piso de las instalaciones del canal Caracol TV para "prestar un servicio más atractivo y eficiente tanto a sus empleados como a sus visitantes" / Studio Sur

 

En contraste, el empresario Christian Daes, le dio una mano al artista y a través de su empresa Tecnoglass comenzó las gestiones para lograr su recuperación económica.

Ante la controversia generada entre unos y otros, la Agencia de Periodismo Investigativo, API, revisó la vida financiera del hombre caimán, en registros, bases de datos, bancos, juzgados, oficinas de registro, oficinas de tránsito, entre otros, a fin de establecer cual es la verdadera situación, de la figura pública del humor.

Todo se complicó tras su intempestiva despedida del programa. Un año después de su salida de Sábados Felices, el 5 de noviembre de 2019 y en el año más duro de la pandemia de Covid-19, Álvaro Lemmon demandó a Caracol Televisión ante el Juzgado 10 Laboral de Bogotá, argumentando que la empresa le adeudaba cesantías, primas y vacaciones.

Después de nueve meses inactivo, su abogado radicó un nuevo memorial exigiéndole al juzgado se pronunciara en algún sentido, pues éste había entrado al despacho del juez el mismo día de radicación para su admisión o no pero quedó enredado en los anaqueles de la virtualidad y la congestión judicial.

Tres meses después del memorial, la demanda salió para que fuera subsanada por su abogado por qué le faltaban unos requisitos de forma que exige la ley. La demanda fue modificada y desde el pasado 17 de noviembre está en el despacho del juez laboral quien deberá definir si Caracol Televisión le adeuda a Álvaro Lemmon prestaciones sociales o no, producto de su trabajo durante varias décadas.

Colpensiones
Las mesadas de los pensionados de Colpensiones subirán hasta un millón de pesos durante 2022 / Reuters

 

Y es que desde hace años 'el hombre caimán', ha iniciado una batalla legal para mejorar su situación económica y buscar el reconocimiento de sus derechos laborales.

En septiembre de 2015, demandó a Colpensiones con el propósito de lograr la reliquidacion de su pensión. Un año después, el Juez 18 Laboral de Bogotá le dio la razón y logró que su pensión fuera reajustada a dos salarios mínimos de hoy, un poco más de dos millones de pesos.

Sus excompañeros advierten que la condición económica de Álvaro Lemmon se debe a una mala organización de sus finanzas. Él argumenta a algunos de sus familiares y amigos más cercanos que tiene la convicción que sus ingresos fueron precarios. Lo cierto es que las penurias económicas de Lemmon no son nuevas.

En las dos ultimas décadas ha enfrentado múltiples procesos civiles por deudas que han derivado en embargos y en asumir nuevas obligaciones para poder cubrir sus acreencias.

En el año 2004 por ejemplo, la compañía Apoyos Financieros Especializados SA lo demandó por un pagaré de cinco millones de pesos y embargó su vehículo.

Remote video URL
Humorista Álvaro Lemmon visto en Cartagena vendiendo mochilas / @_Gelver_

 

Las cosas no mejoraron. Ese mismo año fue demandado y embargado por la aerolínea Aerorepública porque no cubrió dos cheques de alrededor de un millón doscientos mil pesos.

En el año 2008 se repitió la historia. Una mujer que le había prestado dinero lo demandó, pero años más tarde desistió de la demanda porque el humorista la convenció, logró conciliar la obligación y finalmente llegar a un acuerdo para pagarle.

Esto mientras enfrentaba otro proceso en el Juzgado Cuarto Civil de Bogotá. En ese despacho y ese mismo año, la comerciante Edna Diaz, lo demandó porque le prestó una suma de dinero, él firmó una letra de cambio se cumplió el plazo y no pagó.

Una época caótica para Lemmon en materia financiera, pues mientras hacía reír a los colombianos con sus personajes, su guitarra y  sus chistes, los sábados en la noche, literalmente lloraba por dentro.

Y ni que decir del infierno económico que tenía en residencia de Bogotá. El conjunto donde vivía, lo demandó por los cánones de administración atrasados de varios meses. Solicitó el embargo, secuestro y remate de su inmueble, en el 2011 saltando matones logró pagar la totalidad de la deuda y salvar su pequeño apartamento.

bbva
Oficina del BBVA, banco por el que Lemmon enfrentó un proceso judicial / Referencia  

 

Ni siquiera de la Secretaria de Movilidad se ha salvado. En el año 2014 su vehículo fue embargado y con orden de secuestro por unas obligaciones pendientes. Pero más se demoró en salir de estas deudas cuando incurrió en otras y esta vez con los bancos.

Actualmente y desde el año 2018 enfrenta un proceso ante el Juzgado Primero Civil por un pagaré con el Banco Vilbao Vizcaya Argentaria, BBVA. Como pudo y de nuevo haciendo gimnasia financiera, en marzo de 2020 logró pagar $10 millones, el proceso continúa para su ejecución. 

Pero sus problemas no terminaron allí. En el año de la pandemia fue demandado por Yeini Gómez. Se trata de un proceso que está en el Juzgado 24 de Pequeñas Causas y Competencia Múltiple de Bogotá.

Álvaro Lemmon fue una gloria del humor y de la risa, también de la guitarra. Pocos recuerdan su paso por la orquesta Saumeth y sus Plateños y sus prestaciones con la insignia orquesta de Pacho Galán.

A los 24 años llegó a Bogotá buscando mejores oportunidades. De niño fue abandonado por su padre junto con sus otros ocho hermanos. Mientras estudiaba fue vendedor ambulante de alimentos. Luego a su vida llegó el canto, la guitarra, el levantamiento de pesas y hasta los cursos de mecánica diésel.

SFELICES
Álvaro Lemmon en medio de una presentación cuando hacía parte del programa Sábados Felices / Tomada de video

 

En el pasado fue galardonado como el mejor humorista, artista y hasta obtuvo un congo de oro. Desde su salida de Sábados Felices sus problemas financieros se acrecentaron y aunque tiene una pensión aún no logra solucionarlos.

Ante la controversia, en las útimas horas `el hombre caimán` ripostó y aseguró: “Todas las personas que creen que mi situación económica no está mal, los invito a mi casa a comer arroz con agua un dia de estos, están cordialmente invitados”.

También le puede interesar