Publicidad


Publicidad

Corte Constitucional le sacó tarjeta roja a expadrastro de James Rodríguez

Junto con sus abogados ha interpuesto cinco tutelas por la misma causa en los últimos años para obligar a la Dimayor a afiliar a un equipo. La Corte revisó el asunto tomó medidas y frenó al accionante y a funcionarios de la justicia.

Corte Constitucional le sacó tarjeta roja a expadrastro de James Rodríguez
Por Agencia Periodismo Investigativo | Mié, 22/09/2021 - 20:20 Créditos: Archivo Particular

La Corte Constitucional acaba de frenar en seco las pretensiones del Real Sincelejo que a través de una acción de tutela buscaba ser parte de los 36 clubes que, por estatutos, integran la Dimayor, en gestiones atribuidas a Juan Carlos Restrepo como anterior cabeza del club deportivo. 

El pronunciamiento se derivó de la tutela que fue fallada en contra del club deportivo el pasado 29 de septiembre de 2020, pero que en segunda instancia fue revocada por la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura, generó suspicacias y por ello se solicitó la revisión de la misma en la Corte Constitucional.

Aunque la Constitución establece que una acción de tutela soló se puede interponer una vez y esta procede cuando no existe otro mecanismo judicial de defensa o cuando es inminente un daño irreversible, en este caso ocurrió lo contrario.

Entre los años 2016 y 2018 el representante legal del Real Sincelejo interpuso cuatro acciones de tutela buscando el reconocimiento deportivo pero éstas le fueron negadas por los distintos jueces.

Así mismo, en el año 2016 el club interpuso una demanda ante el Consejo de Estado que busca que el alto tribunal deje sin efecto las resoluciones mediante las cuales Coldeportes, hoy Ministerio del Deporte, suspendió los derechos deportivos de dicho club. Es decir, que como dicen los constitucionalistas existe un proceso en el que se está estudiando de fondo el caso, por lo cual no procedía la tutela.

Facsímil
Facsímil

 

Lo cierto es que pese a cuatro intentos fallidos, en el año 2020 se interpuso una quinta acción de tutela que una vez más fue negada por la Sala Seccional de Sincelejo del Consejo Superior de la Judicatura.

Sin embargo, el 2 de diciembre de 2020, en los últimos días de existencia como tribunal de la controvertida Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura contra todo pronóstico, revocó la decisión de la primera instancia y ordenó a la Dimayor y al Ministerio del Deporte reconocer los derechos deportivos del Real Sincelejo y proceder a su inscripción.

Del fallo, las entidades que rigen el fútbol profesional colombiano y el ministerio solo se enteraron a comienzos de este año cuando ya no existía la Sala Disciplinaria. Entonces Iniciaron una batalla legal sin precedentes, pero en el entretanto Juan Carlos Restrepo, quien fungía como representante legal del club deportivo solicitó el cumplimiento de tutela, pero ahí sobrevino otro conflicto.

El tribunal que falló la tutela ya no existía, y se presentó un conflicto de competencia entre la Comisión Seccional de Disciplinaria Judicial de Sucre y la Sala Civil-Familia y Laboral del Tribunal Superior de Sincelejo. Al respecto, la Corte dirimió el conflicto en favor de este último.

A mediados de junio y por solicitud del Real Sincelejo se inició un incidente de desacato que abrió la magistrada Marirraquel Rodelo Navarro, en contra de los representantes legales de la Federación Colombiana de Fútbol, la Dimayor, el comité directivo y luego hasta de los 36 presidentes de los clubes que fueron vinculados a última hora. La togada, con múltiples procesos en su despacho, aceleró el trámite del expediente. 

Corte Constitucional
Corte Constitucional 

No obstante, el 19 de julio la sala de selección de tutelas número siete de la Corte Constitucional seleccionó la tutela bajo el criterio de la posible violación o desconocimiento de un precedente del alto tribunal constitucional.

Tanto la Federación como la Dimayor solicitaron se decretará una medida provisional, pues a su juicio la tutela en la que les ordenaba “afiliar automáticamente al Real Sincelejo y sin adelantarse ningún procedimiento legal” podría generar un daño irreparable al interés público.

Este viernes 17 de septiembre, la Corte Constitucional decretó la medida provisional, pues en concepto de los magistrados Gloria Stella Ortíz, Cristina Pardo y José Fernando Reyes, en dicho caso pudo haber vulneración en el cumplimiento de los requisitos de subsidiariedad, inmediatez y hasta una temeridad de la acción de tutela del Real Sincelejo.

En el auto de la Corte Constitucional, el tribunal advirtió que esta tutela fue seleccionada en razón a que  la extinta Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura omitió los requisitos de procedencia de una acción de tutela en contra de actos administrativos porque el Consejo de Estado aún no se había pronunciado de fondo 

Y un punto más que en el fallo se pudo haber desconocido el criterio complementario de “eventual lucha contra la corrupción” al desconocerse el principio de la recta impartición de justicia y, “del deber del juez de actuar con probidad, buena fe y lealtad”.

Los presidentes de los 36 clubes que conforman la Dimayor fueron vinculados en el desacato pero no en la tutela.
Los presidentes de los 36 clubes que conforman la Dimayor fueron vinculados en el desacato pero no en la tutela.

Aunque este no es un fallo de fondo de la Corte Constitucional, sino una medida provisional en la que ordenó suspender los efectos de la tutela, revive los antecedentes que generaron la situación.

En concreto, porque tres magistrados salvaron voto y no compartieron la decisión de sus homólogos Pedro Sanabria y Julia Emma Garzón por la extensión de su periodo en el Tribunal y de su ponente Fidalgo Estupiñán cuestionado en varios casos como el de la muerte del estudiante Dilan Cruz por enviar el caso a la justicia penal militar y sindicaciones de acoso.

Al respecto, James Rodríguez ha señalado en privado que nada tiene que ver con el asunto de su expadrastro. Con el pronunciamiento de la Corte Constitucional, le corresponderá al Consejo de Estado fallar el litigio que durará varios años más en los estrados.

También le puede interesar:

 

 

 

 

 

 

escribanos