Publicidad


Publicidad

Confirman primeros casos de lepra en chimpancés salvajes

Los animales dos lugares de África occidental presentan brote en la piel.

Confirman primeros casos de lepra en chimpancés salvajes
Por LeidyHernandez | Vie, 15/10/2021 - 09:57 Créditos: Revista Nature

La Revista Nature dio a conocer el hallazgo de científicos que identificaron los primeros casos de lepra en chimpancés salvajes. Dos grupos de los animales fueron infectados con diferentes cepas en Costa de Marfil y Guinea-Bisáu.

Aunque no se conocen los orígenes de la enfermedad, los científicos descubrieron que los primates se infectaron con dos cepas de lepra diferentes, ambas poco comunes entre los seres humanos.

Cabe destacar que los brotes salieron a la luz a través de cámaras trampa ocultas colocadas alrededor del Parque Nacional Cantanhez que mostraron que al menos cuatro chimpancés salvajes habían desarrollado lesiones inusuales en la cara, orejas, manos y pies, así como pérdida de cabello y pérdida de pigmento en su rostro, síntomas muy similares a los de la lepra en seres humanos.

LEPRA
Manifestaciones clínicas de la lepra en tres chimpancés en CNP, Guinea-Bissau y TNP, Côte d'Ivoire / Revista Nature

 

Este es el "primer caso confirmado de lepra en animales no humanos en África", dijo la autora principal, Kimberley Hockings, del Centro de Ecología y Conservación del Campus Penryn de Exeter, en Cornualles, Inglaterra.

"Es sorprendente que -la enfermedad- se dé también en nuestro pariente vivo más cercano, el chimpancé, sobre todo teniendo en cuenta lo bien estudiados que están los chimpancés en la naturaleza", agregó.

Cabe destacar que la lepra es una enfermedad bacteriana que suele infectar a humanos. La bacteria en cuestión es Mycobacterium leprae, y el principal huésped es precisamente el humano, pero se está produciendo un “contagio” a otros mamíferos.

chimpanse
Lepra detectada en los primates / Tai Chimpanzee Project

 

El origen de la infección no está claro, pero los científicos creen que la enfermedad probablemente esté circulando en más animales salvajes de lo que se sospechaba anteriormente y que podría deberse a la exposición a humanos con lepra o quizá otras fuentes ambientales desconocidas.

“Aunque es imposible descartar una fuente humana, el escaso contacto humano junto con la rareza del genotipo de M. leprae detectado en los chimpancés del Parque Nacional de Taï entre las poblaciones humanas de África occidental sugiere que la transmisión reciente de humano a chimpancé es poco probable ”, concluye Hockings.

Lea también