Publicidad


Publicidad

Cerca de 100 desplazamientos forzados en el Bajo Cauca por cuenta de la violencia

Tanto la Defensoría del Pueblo como la Procuraduría General de la Nación piden atención inmediata de las autoridades gubernamentales locales y nacionales.

DESPLAZAMIENTO FORZADO EN BAJO CAUCA
Por Laura Cortés Lamilla | Vie, 30/09/2022 - 21:42 Créditos: Blu Radio

De acuerdo con el Defensoría de Antioquia, en el Bajo Cauca antioqueño van cerca de 100 desplazamientos frozados debido a la ola de violencia que se viene presentando por la presencia de grupos armados en el territorio. Lo que preocupa a la comunidad es que se estima que la cifra de desplazamientos aumente y con eso también incremente el riesgo de vulneración de los derechos humanos de los civiles. 

Precisamente la lideresa Lorena Inés Bravo afirmó que es la población civil la más afectada en esta subregión del país y que esto se debe a la falta de presencia de las autoridades. 

“En el Bajo Cauca lo que en verdad necesitamos, ya lo hemos hablado y dialogado, es la presencia del Estado. Creo que las dinámicas con las que debe es con programas de desarrollo, enfoques étnicos para los territorios, eso es lo que hace falta”, aseguró el líder social e integrante de la organización indígena de Antioquia, Oliver Madrid.

Por su parte, el defensor del pueblo, Carlos Camargo, le solicitó a las autoridades gubernamentales "adelantar acciones urgentes para garantizar la seguridad de las comunidades de la región". De hecho, hasta el momento, desde el año 2018, la Defensoría del Pueblo ha emitido seis alertas tempranas en la región. Luego de la reunión entre la Procuraduría, Gobernación de Antioquia y los líderes sociales del Bajo Cauca, se comenzará a poner en marcha un plan para mitigar las acciones ilegales que se presencian todos los días en el territorio. 

En aquella reunión, la Procuradora General de la Nación, Margarita Cabello Blanco, recalcó el deber que tienen los gobernantes locales de cumplir con los planes de prevención y protección de líderes sociales y defensores de Derechos Humanos. “Las rutas de prevención y protección no pueden equivaler a un simple formalismo, su ejecución debe verse reflejada en acciones dirigidas a un resultado claro y concreto, no más homicidios ni persecuciones”.

También le puede interesar: