Publicidad


Publicidad

Este es colombiano que estuvo de rumba con Bad Bunny en Medellín

David Giraldo Sánchez es el hombre que logró lo que muchos fanáticos hubieran querido, estar en una zona VIP y compartir unos minutos con el cantante boricua. Esta es su historia.

DAVID GIRALDO Y BAD BUNNY
Por Laura Cortés Lamilla | Lun, 21/11/2022 - 21:10 Créditos: Twitter @Davidsan73

Más de 40,000 fanáticos del cantante boricua Bad Bunny pudieron disfrutar de su talento y sus más grandes éxitos en vivo, luego de asistir a sus conciertos programados en Medellín. Sin embargo, no todos pudieron tenerlo cerca, saludarlo y compartir unos minutos con él en otro espacio, pero el que sí logró esta hazaña fue David Giraldo Sánchez, quien terminó su noche del sábado 19 de noviembre, de la manera menos pensada. 

David Giraldo por medio de su cuenta de Twitter compartió la historia de cómo pudo saludar y hablar con Bad Bunny sin haberlo planeado. Pronto su experiencia se volvió viral en redes sociales y miles de personas han reaccionado a sus publicaciones. La Agencia de Periodismo Investigativo se contactó con él y nos reveló más detalles de lo sucedido. 

Desde hace meses David tenía compradas las entradas para asistir al concierto del sábado 19 de noviembre, era un sueño que quería cumplir junto a quien era su prometida. Pero los planes cambiaron, él terminó su relación y por el bienestar de su expareja y el propio, decidió vender su boleta. 

Lea también ( "Proceso de Petro con el Eln suena a entrampamiento para armar constituyente", Pastrana)

“Ese era un sueño que teníamos en pareja, con la que era prometida mía, pero por salud mental preferí vender mi  boleta del palco para que ella pudiera ir sin ningún problema y no dañarnos el momento”, expresó Giraldo. 

Pero aquella decisión no lo hizo sentir mejor, pues aunque sí tenía muchas ganas de ir al concierto, ya no había manera de hacerlo. Por lo que decidió salir de rumba el sábado en la noche para distraerse y olvidarse de que  justo ese día estaría en el Estadio Atanasio Girardot disfrutando del show. 

Fue a una discoteca de Medellín para compartir con unos amigos, en algún momento decide salir del establecimiento para conversar con uno de sus conocidos y de repente, ve que una multitud de gente se acerca diciendo que el cantante puertoriqueño estaba en camino. Él decide quedarse para verificar si era cierto que Bad Bunny llegaría a esa zona de la ciudad, y en efecto, así fue. Giraldo pudo captar el momento justo cuando el cantante ingresa a la discoteca Perro Negro. 

 

Debido a la gran cantidad de gente, uno de los portones de la disco se desajustó y, coincidencialmente, David estaba vestido de negro al igual que las personas de seguridad. Es así como este joven ayuda a los vigilantes a arreglar dicho portón.  Y tal parece que pasó desapercibido, pues uno de ellos le indicó que podía ingresar al sitio, algo que se supone ningún civil podía hacer, ya que era una fiesta privada. 

Una vez adentro, David pudo estar cerca del artista, se saludaron y compartieron algunos minutos. “Él (Bad Bunny) se parchó con nosotros un rato, cantaba, me dio la mano. Fueron como cinco minutos los que estuvimos con él”, relató. 

 

David califica esta experiencia como algo increíble y de locos, jamás imaginado, luego de que aparentemente hubiera perdido su única oportunidad de verlo en Medellín:

Esto fue increíble porque yo pensé que eso ya estaba perdido, el viernes me dio un guayabo moral, porque yo decía: ‘yo quiero estar allá, todo el mundo va estar allá, es el artista más pegado’. Yo nunca me iba a imaginar una cosa de esas, de locos.

 

Otras noticias: