Publicidad


Publicidad

Condenan a representante de una asociación de víctimas por difundir panfletos de muerte

Al parecer el acusado difundió dos panfletos con amenazas de muerte contra 36 personalidades del país y defensores de derechos humanos, entre ellos, él mismo.

Condenan a representante de una asociación de víctimas por difundir panfletos de muerte
Por Juan Sebastián García | Jue, 06/10/2022 - 07:00 Créditos: Fiscalía General de la Nación

La Fiscalía General de la Nación condenó a nueve años de prisión a Jesús Mario Corrales, representante de una asociación de víctimas e integrante de la Mesa Departamental de Víctimas de Valle del Cauca, el cual diseñó y difundió dos panfletos con amenazas de muerte contra 36 personalidades del país y defensores de derechos humanos, entre ellos, él mismo.

Los panfletos amenazantes tenían el nombre de una supuesta estructura criminal denominada ‘Águilas Negras - Bloque Capital’, y fueron difundidos el 24 de junio de 2019 y el 18 de enero de 2020, a través de un grupo de WhatsApp.

Ante esto, una Fiscal Especializada de Medellín y el Grupo de Amenazas de la Dirección Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos iniciaron una investigación y establecieron que la tarjeta SIM utilizada para crear el chat por la aplicación en el que se compartió la amenaza fue comprada en un establecimiento de comercio en Cartago, Valle del Cauca.

De igual manera, los análisis técnicos realizados por los investigadores evidenciaron que, a pocos metros del local, en el lugar de residencia del señor Corrales, fueron diseñados y desde ahí enviados los panfletos a alcaldes, congresistas, defensores de derechos humanos, periodistas y ONG.

El hoy procesado aceptó ser el autor de los hechos. Con esto, Jesús Mario Corrales fue declarado responsable de los delitos de amenazas contra defensores de derechos humanos y servidores públicos; amenazas; y falsa denuncia agravada.

Cabe mencionar que esta persona fue capturada por investigadores del CTI en diciembre de 2020, en una vivienda ubicada en Cartago, Valle del Cauca. En diligencia de registro y allanamiento fueron incautados varios celulares sin uso, un computador, y una importante cantidad de USB y tarjetas SIM.

Le puede interesar: