Publicidad


Publicidad

Pinchazos de directivos en la Federación Colombiana de Ciclismo

Dudas en elección del Comité Ejecutivo y de su presidente Mauricio Vargas sin ratificar aún. Anulación del Tour Colombia. Dos carreras nacionales canceladas y la ausencia en los comicios internacionales de la Copaci ponen en entredicho la gestión directiva de la entidad.

Por Agencia Periodismo Investigativo | Mié, 07/04/2021 - 06:20

Por Jacques Cortie

Al tiempo que los pedalistas colombianos y sus equipos son referentes en el mundo desde hace varias décadas y el Ministerio del Deporte apoya su consolidación, otra situación se vive al interior del país. Fallas en la elección de los directivos, cancelación de varias competencias y la pérdida de representatividad a nivel internacional, tienen a la Federación Colombiana de Ciclismo y sus dirigentes en el ojo del huracán.  

Todo comenzó en noviembre con una asamblea que se canceló por fallas en el procedimiento y que se retomó el 3 de diciembre de año pasado. Ese día en reunión express se ratificó en una cuestionada asamblea extraordinaria a Mauricio Vargas, como presidente de la Federación. De hecho, no ha sido ratificada por la Unión Ciclista Internacional, UCI, entidad que usualmente envía carta de felicitación a los nuevos presidentes.

Asistentes al evento que pidieron el anonimato, indicaron que los  presidentes de las ligas se reunieron antes de la fecha en un encuentro dirigido por el director de eventos de la Federación, Rubén Darío Galeano, acordaron la elección.

Si bien en el Comité aparece Carlos Mario Pajón, quien por su trayectoria y la de su hija Mariana Pajón, es un referente de las buenas maneras de actuar, en el grupo se evidencio la ausencia de Carlos Arango Restrepo, exdirector de la edición 2019 del Tour Colombia 2.1, y oponente de manera abierta al presidente Vargas.

Lo cierto es que en la asamblea de ese viernes 3 de diciembre se reunieron 25 presidentes de las Ligas, los siete miembros salientes del Comité Ejecutivo, dos empleados de la Federación y dos abogados del Comité Olímpico. 30 personas se pronunciaron y tomaron decisiones en tiempo récord.

Presidente FCC
Jorge Mauricio Vargas Carreño, elegido por unanimidad como presidente de la Federación Colombiana de Ciclismo para el periodo 2021-2024.

 

Al respecto, Mauricio Vargas, presidente de la Federación Colombiana de Ciclismo explicó que: “En el caso de nuestra última asamblea, fue estrictamente electiva por siete miembros. Se elegía la Comisión Disciplinaria y la Revisoría Fiscal”. Indicó que luego se hizo otra reunión en donde fue elegido como presidente al igual que todos los directivos por las mayorías y defendió la transparencia del proceso. De esta forma, el nuevo Comité Ejecutivo tomó sus funciones el 25 de enero del 2021.

No obstante, esta elección no ha sido ratificada ni pública ni administrativamente por la Unión Ciclística Internacional, UCI, ni por el Ministerio del Deporte. Además, en la edición del boletín mensual de esa organización, publicado el 21 de enero, felicitó a los presidentes de las federaciones de Chipre, Holanda, y Perú y no hubo mensaje para Colombia.

Frente al Ministerio del Deporte, a 15 de marzo el ente aún no se había pronunciado públicamente. El procedimiento, tal como lo explicó el mismo presidente Mauricio Vargas es: “La elección se hace con la antelación respectiva porque el periodo vence el 25 de enero. Para empezar a ejercer funciones hay que tener la inscripción de los nuevos miembros ante el Ministerio del Deporte. Debe hacerlo con antelación para haga la resolución”.  A pesar de haber sido solicitada dicha resolución, de diferentes maneras y a varios departamentos del Ministerio, no se ha obtenido respuesta por parte de Ernesto Lucena.

Pero las dudas en la gestión de la Federación crecen. Después de haberse anunciado el nuevo comité, la Federación Colombiana de Ciclismo publicó una carta anunciando la anulación de la cuarta edición de su más importante prueba en el calendario deportivo: el Tour Colombia UCI 2.1, el cual debía desarrollarse en febrero del 2021, en departamentos de la  Costa Atlántica. Oficialmente, esta decisión se tomó debido a la situación de pandemia por el coronavirus.

La Federación sorprendió al borrar de su agenda el gran evento deportivo (incluida la UCI), dos meses antes de su realización y a través de una carta dirigida al presidente de la UCI, el francés David Lappartient, publicada en la página internet de la Federación, fechada el 17 diciembre y firmada por su homólogo en Colombia Mauricio Vargas.

Comité
Algunos de los integrantes del comité ejecutivo es el Director de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional, General Carlos Ernesto Rodríguez y los presidentes de liga Luis Javier Quiceno (Caldas), Armando Morelos (Atlántico) y Rafael Acevedo (Boyacá), entre otros.

 

Dice la carta que esta decisión se debe a 3 puntos. Uno: por el “alto número de aficionados asistentes (…) resulta imposible generar el exigido control de bio-seguridad”; dos, el “rebrote de contaminación de la pandemia Covid 19 (…) particularmente en Europa”, y tres, el “requerimiento presentado ante la Federación Colombiana de Ciclismo por la empresa ESPN, quien en la actualidad es titular de los derechos de transmisión de televisión de la carrera, recomienda suspender la misma (…)”.

Otro hecho cuestiona los motivos de la anulación del Tour exclusivamente por la pandemia: durante el Comité Ejecutivo del 23 de noviembre del 2020, se planteó el tema de la organización de la cuarta edición de esta carrera. La idea básica era saber cómo estaban los preparativos. En ese entonces, el presidente Mauricio Vargas aseguró a los asistentes que todo iba bien, el recorrido y la selección de hoteles, estaba hecho.

Sobre el tema, Vargas indicó, “íbamos visualizando el comportamiento de la pandemia a nivel nacional e internacional como quiera que teníamos que traer cerca de 18 o 20 equipos de Europa, y las condiciones sanitarias de noviembre y diciembre allá, y también en Colombia nos dieron mucho qué pensar sobre la posibilidad de traer los equipos. Primero que todo pensamos en la salubridad de todos los equipos y en la afición colombiana que estaba completamente entregada a la carrera y se sabe que salen en cantidades. Teníamos que evitar las aglomeraciones y era riesgoso. Esto nos llevó a la cancelación estrictamente por motivos de salubridad”.

Sin embargo, expertos en el tema expresaron su extrañeza porque en la misma época ninguna información había trascendido sobre los preparativos de la carrera. “Un evento de este tamaño necesita anticipación. Si bien no había información en los medios de comunicación, tampoco había conocimiento de la logística a las entidades que participan como, por ejemplo, a la UCI, puesto que el nombre del ente internacional está relacionado con el evento”, asegura uno de ellos. Como antecedente, la organización de la edición del Tour Colombia UCI 2.1 de 2019, empezó en agosto del 2018, para un evento que se celebró del 12 al 17 de febrero del 2019.

La edición del 2021 no había dado ninguna información ni detalles. En Montería, desde donde se pensaba que sería la salida, confirmaron que, a noviembre del 2020, no tenían datos sobre los detalles de la realización.

MinDeporte
Tras la cancelación de la Vuelta del Tolima, el ministro del Deporte, Ernesto Lucena, anunció una investigación, “Queremos saber qué fue lo sucedido, no es posible que una vuelta se cancele faltando un día para su inicio y mucho menos aduciendo presuntas razones que no son ciertas", dijo. 

 

El Gobierno colombiano, en cabeza del Ministerio del Deporte, es, desde el 2018, patrocinador principal de la carrera. Se asegura que el ente tampoco había recibido información tres meses antes. Incluso, el ministro Ernesto Lucena lamentó la decisión públicamente.

Una revisión a los tiempos indica que fue únicamente en diciembre cuando empezaron los rumores sobre la cancelación del evento, por el virus, incluso, se habla que las fronteras colombianas podrían estar cerradas en febrero y en la fecha del evento: 11 al 17 de febrero.

Pero las pistas sobre los problemas de organización son más fuertes. El viceministro, Miguel Acevedo Rico, durante una reunión virtual del 9 de diciembre con la Federación, precisó que el Ministerio del Deporte no había inscrito el Tour en su agenda porque tampoco había sido inscrito en el presupuesto del último trimestre 2020 y que, para las fechas del Tour, el Ministerio tendría que gestionar recursos diferentes.

Así, sin otros argumentos, el 17 de diciembre, Mauricio Vargas envió la carta a la UCI para anular la carrera, aunque surgieron otros argumentos de detractores del directivo que aseguran que  al parecer, no tenía financiamiento oficial, ni recorrido, ni hoteles.

En este contexto, la anulación se había convertido en inevitable y terminó de poner en jaque una carrera que, en lugar de brillar, estaba perdiendo categoría, como se vio durante algunos aspectos de la tercera edición, corrida del 11 al 16 de febrero del 2020, en los departamentos de Boyacá y Cundinamarca, con llegada final en Bogotá.

Ganadores
El campeón del Tour Colombia 2020 fue Sergio Higuita (EF Pro Cycling) seguido por Daniel Martínez (EF Education First) a 8″ y Jonathan Caicedo (EF Education First) a 34″.

 

El presidente del jurado de los comisarios, el español Francisco Xavier Bilbao Zabala, el mismo día en que terminó la carrera entregó un informe en el que se detallaban 43 puntos problemáticos detectados en el evento. Este documento corresponde al presentado por el Delgado Técnico de la UCI, en donde se detallaba que los elementos más preocupantes estaban relacionados con la seguridad.

Que la seguridad esté en juego en una carrera mundial deja muchas preocupaciones. Y, precisamente, el informe explica que el tema se repitió a lo largo de las seis etapas en varias ocasiones.  Un gran contraste entre la gran fiesta colombiana y lo que observaban los comisarios.

Al final, se trata de otro paso fallido, sobre todo, cuando se sabe que las dos ediciones anteriores, la del 2018 hecha en el Valle del Cauca, con Hernando Zuluaga como director; y la del 2019, corrida en Antioquia, con Carlos Arango como director, habían recibido felicitaciones por parte de la UCI, a través de cartas oficiales en donde se resaltaba el alto nivel de la carrera en los aspectos deportivos y de organización.

Al respecto, Mauricio Vargas indicó: “Yo creo que fue más bien fue falta de información. Hemos tenido en cuenta las recomendaciones de la UCI. Pero la seguridad estuvo garantizada. Obviamente aceptamos las recomendaciones de la UCI y las vamos a tener en cuenta para seguir mejorando”.

Los conocedores de este tipo de competencias vaticinan que el Tour Colombia UCI 2.1 está prácticamente desclasificado. Para la edición del 2022, todos los aspectos se tienen que volver a analizar, porque una carrera internacional que salta en el calendario y que ha recibido tantos puntos negativos, no es automáticamente clasificada a su nivel anterior. “Así son las duras normas internacionales de la UCI con los organizadores”, destaca uno de ellos.

CARTA
 Carta dirigida a la UCI donde se cancela el Tour Colombia.

 

A este hecho se suma otra situación que ensombrece la gestión directiva en la Federación. El 17 de febrero, la Confederación Panamericana de Ciclismo, Copaci, publicó el listado de los candidatos para las elecciones del 19 de marzo, del ente ciclístico continental. Por primera vez no hay representante de Colombia.

En la lista que dio a conocer su presidente, José Manuel Peláez Rodríguez, se observa que ningún representante colombiano será miembro, de una manera u otra, del organismo que dirige el ciclismo a nivel del continente sur y norteamericano.

Por lo tanto, los expertos se preguntan: ¿Por qué Colombia, que siempre ha estado presente al interior de la Copaci, será invisible, cuando sobre los diferentes eventos, hombres y mujeres coleccionan títulos, victorias y lograron instalar al país entre los 40 mejores del ciclismo mundial?

En contraste, uno de los lugares donde recientemente estuvo visible la Federación fue en la elección del nuevo órgano ejecutivo del Comité Olímpico Colombiano, COC, para el periodo 2021-2024. Allí, Mauricio Vargas fue elegido como vocal.

Mientras tanto el deporte rey de Colombia, pincha. Además, del Tour Colombia, ya se cancelaron dos carreras nacionales este año: La clásica de Anapoima, y desde este 16 de marzo, la Vuelta al Tolima.

Es evidente que mientras los ciclistas colombianos y sus equipos siguen escalando éxitos empujados por su disciplina y talento, la dirigencia en cambio parece llevar este deporte insignia cuesta abajo.  

Lea También:

 

 

 

 

Escribanos