Publicidad


Publicidad

El conflicto simbólico en los Juegos Olímpicos

Un deportista olímpico argelino se despidió de las justas antes de competir contra un israelí. Los palestinos alcanzan la segunda cifra más alta del mundo de refugiados y la simbología de su estatus, su defensa y la inclusión se toman los competiciones en Tokio 2020.

Nourine Fethi

Por LeidyHernandez | Sáb, 24/07/2021 - 12:09

El judoka argelino, Nourine Fethi de 30 años, renunció a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 tras ver la tabla de eliminación del torneo. En la segunda ronda debía enfrentarse al israelí Butbul Tohar de 27 años. Fethi también canceló su participación en los mundiales de 2019 donde coincidió en una ronda con el mismo israelí. El argelino decidió renunciar antes de estrechar su mano contra con el deportista.

Para Tokio 2020, la delegación de Argelia cuenta con dos deportistas de judo: Asselah Sonia en la categoría de más de 78 kilogramos y el ya retirado Fethi en menos 73. Sus rivales de siempre, la delegación israelí cuenta con seis hombres y seis mujeres para competir en el mismo deporte.

Nourine nació y creció en Oran, Argelia y se inició como deportista de judo a los 7 años. Para la descripción de los Olímpicos 2020 confesó: "tuve una infancia bastante difícil debido a mi temperamento. Uno de mis hermanos me dirigió luego al judo, y tuve la oportunidad de aprender de Cheikh Hamzi, un entrenador de renombre”.

Entre sus más recientes logros, alcanzó el primer lugar en el Campeonato Africano Senior 2021 con 700 puntos y el mismo puesto, con 120 puntos, en el Grand Slam de Tashkent de este año. Se quedó con el tercer lugar del mismo torneo en 2020 y repitió la presea dorada en 2019. Además, el 24 de noviembre de 2018, alcanzó el máximo lugar en el Abierto de África de Yaundé.

Tabla de eliminación
Tabla de eliminación de judo hombres -73 kg en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Fethi se enfrentaría, en primera ronda contra Mohamed Abdalrasool de Sudán, y en segunda ronda contra el israelí.

 

“Tuve que mostrar perseverancia para ganar experiencia, debido a la falta de los recursos con los que tuvieron que lidiar los gerentes del club", aseguró el argelino; sin embargo, ya con experiencia ni siquiera le interesó iniciar los olímpicos.

Sin embargo, no solo Nourine se niega a compartir espacios deportivos con los israelíes. En los Olímpicos de Río 2016, el también judoca egipcio Islam El Shahaby, perdió y rechazó estrechar la mano del israelí Or Sasson.

Este deporte olímpico que para los hombres inició en los Juegos de Tokio de 1964, tiene el objetivo de tirar o derribar a un oponente al suelo; someterlos con una llave u obligarlos a someterse con un bloqueo de articulación o un estrangulador. Y aunque antes de tirar al suelo a la competencia, el jugador se retiró, el seleccionador nacional de Argelia, Amar Ben Yekhlef dijo a medios nacionales: "No tuvimos suerte con el sorteo. A Nourine le ha tocado en segunda ronda ante el israelí y ese es el motivo de su retirada".

"No reconoceremos la bandera israelí y no nos mancharemos las manos con ella. Hemos trabajado duro para clasificarnos para los Juegos, pero la causa palestina es más grande e importante que todo eso", agregó.

Y es que la causa palestina traspasa las fronteras. Fue en Argelia donde se realizó la Declaración de Independencia del Estado de Palestina, aprobada unánimemente el 15 de noviembre de 1988 por el Consejo Nacional de Palestina, reunido en Argel; sin embargo, tras el asentamiento de los israelíes en territorio palestino, según la agencia de la ONU para los refugiados, UNRWA, los palestinos alcanzan los 5.6 millones de refugiados.

Muro israelí
Según Amnistía Internacional, durante los 50 años de asentamientos, más de 600.000 colonos judíos israelíes viven en tierras palestinas tras la apropiación de más de 100.000 hectáreas de terreno palestino desde 1967.

 

De esta forma, se convierte en el segundo país con más refugiados del mundo después de Siria, distribuidos entre Jordania, Siria, Líbano, Gaza y Cisjordania. Cientos de miles de palestinos huyeron o fueron expulsados de sus casas con la creación del Estado de Israel. La zona de Gaza y Cisjordania es una de las zonas más pobres del mundo y afectada por el bloqueo económico de Israel.

Además de vivir en campamentos sitiados en pleno conflicto sirio, se ubican en zonas sometidas a bloqueo militar, ciudades devastadas por los bombardeos, tiendas de campaña carentes de las condiciones mínimas para una vida digna y lugares de difícil acceso para la ayuda humanitaria.

Así es como trascurre la vida de los palestinos, en refugios, en medio de un conflicto que inició hace más de 70 años. Una causa que simbólicamente es apoyada por los deportistas de Argelia en los Olímpicos y mundiales. Cabe recordar que la selección argelina de fútbol, tras caer en octavos de final ante Alemania el 30 de junio de 2014, anunció la donación del premio.

En total fueron US$9 millones que los integrantes del combinado donaron a los niños palestinos de la Franja de Gaza. Mientras tanto, Israel demolió 848 estructuras residenciales y dedicadas al sustento de palestinos en la Cisjordania ocupada. Según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCAH) de la ONU, Israel desplazó a 996 personas, incluso según el Centro Jurídico para los Derechos de la Minoría Árabe en Israel Adalah, mantenía más de 65 leyes que discriminaban a la población palestina.

Por su parte, la OCAH informó que las fuerzas armadas y de seguridad mataron al menos a 31 palestinos, 9 de ellos menores de edad en la Franja de Gaza y Cisjordania y en las prisiones israelíes habían alrededor de 4.300 palestinos.

Equipo de Refugiados
Equipo Olímpico de Refugiados."Estos atletas actuarán como un símbolo de esperanza para los refugiados de todo el mundo y atraerán la atención mundial sobre la magnitud de la crisis de refugiados" , COI.

 

Así es como “La causa palestina, es una cuestión sagrada y constituye un asunto importante en la política exterior de Argelia, y se quedará para siempre en el corazón del pueblo argelino”, dijo el portavoz del Gobierno de Argelia, Amar Belhimer.

Entre tanto, en los Juegos de Tokio 2020 participa el Equipo Olímpico de Atletas Refugiados conformado por 29 atletas de 12 deportes y bajo la bandera de los cinco anillos.

Y aunque los palestinos representan el segundo número más alto de refugiados en el mundo, el Equipo Olímpico de Refugiados está conformado por: 9 de la República Arábica de Siria, 5 de la República Islámica de Irán, 4 de Sudán del Sur, 3 Afganistán, 2 de Eritrea, 1 de Irak, 1 de Camerún, 1 de Congo, 1 de Venezuela, 1 de Sudán y 1 de República Democrática del Congo.

Frente a los deportistas, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi expresó que “forman un grupo de personas excepcionales que serán una fuente de inspiración para el mundo entero".

Mientras siguen los simbolismos de defensa y conflicto político, cultural y religioso, en Palestina se reporta 315.968 casos de coronavirus, 3.596 muertos por la enfermedad y 311.380 recuperados. Situación relacionada a las condiciones de vida bajo un estado ilegalmente establecido y forzosamente aceptado.

Cabe recordar que el lema de la organización de los juegos es: “Más rápido, más alto, más fuerte - Juntos", un cambio histórico aprobado por el Comité Olímpico Internacional, en búsqueda del poder unificador del deporte y la importancia de la solidaridad.

Lea también