Publicidad


Publicidad

Tras clausura de los Juegos Olimpicos de Tokyo 2020, la inclusión LGBT + gran ganadora

Deportistas de la comunidad LGBT+ dejaron un récord mundial en salto triple, una muestra de protesta en el podio, el primer oro en clavado sincronizado y la primera presea dorada para una mujer trans en el fútbol. Con sobria ceremonia culminaron los juegos.

Clausura Juegos Olímpicos de Tokyo 2020
Por LeidyHernandez | Dom, 08/08/2021 - 09:30 Créditos: Diario As

Un hombre y una mujer, de cada delegación, levantaron su bandera nacional durante la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Así, se estableció el principio de igualdad de género. La competencia tiene como presidente del Comité Organizador a Hashimoto Seiko. Siete veces ganadora olímpica; fue ministra de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos; y ministra de Estado para la Igualdad de Género en el Gobierno de Japón.

El encuentro olímpico contó con casi el 49% de participación de atletas femeninas, siendo los primeros Juegos Olímpicos con mayor igualdad de género. El Comité Olímpico Internacional (COI) solicitó a los 206 Comités Olímpicos Nacionales (CON) tener al menos una mujer en sus respectivos equipos, marcando la historia del encuentro deportivo.

Por su parte, la Comisión de Atletas (AC) del COI estuvo integrada por 11 mujeres y 6 hombres. La presidenta y miembro del Comité Ejecutivo del COI es la Kirsty Coventry, considerada la mejor nadadora del continente africano y ganadora de siete medallas olímpicas. La vicepresidenta es Danka Bartekova, tres veces olímpica y medallista de bronce en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Al mismo tiempo, la Jefa de Misión del Equipo Olímpico de Refugiados del COI es Tegla Loroupe. Defensora de la paz, la causa de los refugiados, la educación y los derechos de las mujeres. La primera vicepresidenta del Comité Internacional es Anita DeFrantz, medallista de bronce afroamericana en los Juegos Olímpicos de Montreal 1976 y pionera en el empoderamiento de las mujeres; y la lista de dirigentes se prolonga con nombres femeninos.

Incluso dejando el legado de igualdad de género, los Olímpicos de Tokio que ya se inscriben en la historia, extiende el rango de inclusión hacia la comunidad LGBT+. Cabe recordar que desde 2004, el COI aplicó una política que permitía competir a los atletas transexuales en los Juegos Olímpicos de verano en Atenas.

 

COI
Comisión de atletas del COI Tokyo 2020 integrado por Emma Terho, Nadin Dawani, Britta Heidemann, Yelena Isinbaeva, Aya Medany, Sahar Walker, Hayley Wickenheiser y Hong Zhang.

 

Así, para inicios del 2000, médicos, científicos, abogados y fisiólogos se reunieron, convocados por la Comisión Médica y Científica del Comité Olímpico Internacional (COI), para redactar nuevas reglas. Entre ella se dictaba que “los atletas transexuales no sean excluidos de la oportunidad de participar en competiciones deportivas”.

Aunque en Japón "Las personas LGBT, incluidos los atletas, tienen derecho a igual protección ante la ley, actualmente hay un número muy limitado de atletas profesionales abiertamente en el país, y muchos permanecen en el armario por miedo y estigma", aseguró Yuri Igarashi, director de la Alianza Japonesa para la Legislación LGBT (J-ALL), una organización que agrupa a más de 80 organizaciones LGBT en el país nipón.

Sin embargo, Tokio 2020, lejos de sus políticas nacionales, abrió la ventana de participación sin pretextos. En este nuevo espacio olímpico se ha reconocido “la importancia de la autonomía de la identidad de género en la sociedad”, que eventualmente ha dejado una huella en la historia de los podios.

De allí que la vida de grandes atletas hace historia y deja marcas mundiales. Superaron, además de las estigmatizaciones, los récords y alzaron sus manos para apoyar su causa. Lo que no se veía desde los Juegos Olímpicos en Montreal, en 1976, cuando Bruce Jenner, atleta transexual, alcanzó el oro en decatlón, hoy son varios los deportistas olímpicos que se suben a lo más alto del podio haciendo florecer sus historias.

Yulimar Rojas, nacida en Venezuela hace 25 años y entrenada en España. Con 72 kilos y de 1.92 metros de estatura se subió a lo más alto del podio en la disciplina de salto triple dejando, además, un récord mundial en Tokio 2020. Ha sido cuatro veces campeona mundial, medallista Olímpica de plata y destrozó el récord mundial en pista cubierta con un salto de 15,43 m en Madrid.

 

Yulimar Rojas
Yulimar Rojas, atleta venezolana ganadora de medalla de oro en Tokyo 2020 encontró a su entrenador por medio de Facebook.

 

La atleta olímpica alzó su bandera nacional tras marcar 15.67m, superando la marca de 15.50 de la ucraniana Inessa Kravets establecida en 1991. Sin embargo, su triunfo, asegura “Es también un salto para que se respeten el amor y la vida, se respeten las ganas de amar y de ser amado, y que se valoren cada día los derechos humanos”.

Así es como se ha relacionado con el credo olímpico que establece: “Lo importante en la vida no es el triunfo, sino la lucha; lo esencial no es haber ganado, sino haber peleado bien”. Y como ella, la historia del clavadista inglés Tom Daley de 27 años, activista LGTB y quien expresó: “Estoy increíblemente orgulloso de decir que soy un hombre gay y también un campeón olímpico”.

El deportista se colgó su primer oro olímpico tras la presentación con Matty Lee en la plataforma desde 10 metros sincronizado. Superando a los chinos Cao Yuan y Chen Aisen y a los rusos Aleksandar Bondar y Viktor Minibaev. En 2018, cuando ganó el oro en los Juegos de la Commonwealth, pidió respeto y el final de las leyes que penalizan la homosexualidad.

“Me siento muy afortunado por poder ser quien soy abiertamente y sin preocupaciones. Espero que algún día todos los deportistas de los países de las Commonwealth puedan ser libres para competir también siendo abiertamente las personas que son”, escribió en Twitter para ese entonces.

Por su parte, Raven Saunders, afro-estadounidense de 25 años e integrante de la comunidad LGBTI. Lanzadora de peso quien logró plata en Tokio y fue la primera deportista en hacer una muestra de protesta en el podio tras recibir la medalla. Según ella se trató de "la intersección en donde todas las personas oprimidas se encuentran".

 

Raven Saunders
Raven Saunders, cruza brazos en podio en favor de los colectivos oprimidos

 

Sin embargo, estar en el podio no solo representa la lucha de la comunidad, sino que también "sirve de inspiración a las personas con enfermedades mentales y a las minorías negras, es algo que significa todo”, afirmó Saunders. Y aunque el COI la investiga por el gesto, anunció que su mensaje como deportista es seguir luchando, presionando y encontrando valor “en lo que eres, en todo lo que haces”.

Por su parte, el Comité Olímpico y Paralímpico de Estados Unidos (USOPC), en su propio análisis, consideró que la manifestación de Saunders fue por una sociedad más justa y antirracista, “situación que fue respetuosa con sus adversarios y no violó las reglas relacionadas con las tomas de posición”.

Entre tanto, los deportistas transgéneros también hicieron su participación. Por un lado, estuvo la neozelandesa Laurel Hubbard. Pesista que, aunque tuvo dos intentos fallidos con 125 kg en el arranque, quedó fuera de la competencia, confirmó. "me gustaría agradecer especialmente al COI, porque creo que realmente afirma su compromiso con los principios del Olimpismo y establece que el deporte es algo para todas las personas, que es inclusivo y accesible".

La clasificación de la mujer de 43 años fue posible tras el cambio del COI en 2015 cuando permitió a los atletas transgénero competir como mujeres si sus niveles de testosterona están por debajo de cierto umbral. Así, es como en su historia deportiva ha alcanzado medalla de oro en el Abierto de Australia, posicionándola en la primera mujer trans en representar a su país y ganar una competencia internacional de halterofilia.

Por otro lado, se encuentra la futbolista canadiense Rebecca Catherine Quinn. Se convirtió en la primera futbolista abiertamente transgénero y no binaria en colgarse una medalla dorada en unos Juegos Olímpicos. Es mediocampista de 25 años de Toronto, milita en el OL Reign de la National Women Soccer League, después de ser la mejor reclutada en la historia de la máxima división de fútbol femenino de Estados Unidos.

 

Equipo femenino EEUU
Equipo femenino de futbol de Estados Unidos. Integrantes de este equipo son lesbianas abiertamente y son campeonas del mundo.

Quinn ganó el bronce en los Juegos Olímpicos de Río en 2016 y dejó en claro su definición sexual tras sentirse cansada de ser identificada erróneamente de género por la sociedad y los medios de comunicación, y también para ser una figura visible para los más jóvenes que puedan estar cuestionando su género.

Así es como se ha incrementado el apoyo público a la igualdad LGBT. En noviembre de 2020, una encuesta de opinión pública en Japón encontró que el 88 por ciento de los encuestados "está de acuerdo o algo de acuerdo" con la "introducción de leyes u ordenanzas que prohíben el acoso y la discriminación (en relación con las minorías sexuales)".

Incluso desde Human Rights Watch Japan existió una relación con las ONG locales japonesas en la campaña #EqualityActJapan. En ella participa la J-ALL (Japan Alliance for LGBT Legislation) que se ha establecido en 2015 para la introducción de una ley nacional de igualdad LGBT. Además de las empresas Coca-Cola, Deloitte, EY, Intel, Microsoft, Salesforce, PepsiCo y SegaSammy, que han firmado la carta de apoyo corporativo LGBT para Equality Act Japan.

Entre tanto, el director de J-ALL expresó: “Esperábamos que los Juegos Olímpicos fueran una oportunidad maravillosa para introducir y aprobar protecciones legales para que todos en la sociedad puedan vivir de manera abierta y segura. Es extremadamente decepcionante que esta ley no se haya aprobado esta vez".

Mientras tanto, los podios olímpicos quedaron abiertos a la expresión y apoyo de comunidades; las medallas representan grupos sociales, el fin de largos caminos de reconocimiento y las redes sociales son el papel donde quedan inscritas tanto las alegrías y dedicatorias, como los esfuerzos de quienes gritan por ser reconocidos e incluidos en una misma sociedad.

También le puede interesar

 

 

 

 

 

 

Escribanos