Publicidad


Publicidad

El 51% de las mujeres que han sido agredidas se vuelven más prevenidas y desconfiadas

Las mujeres manifestaron que los lugares del transporte público que consideran más inseguros son el sistema Transmilenio troncal (86%), los paraderos (83,7%) y el SITP (76,4%). 

ni una menos
Por Laura Niño | Jue, 03/11/2022 - 09:44 Créditos: LatFem

La Veeduría Distrital aseguró que el 67,2% de las mujeres se sienten muy inseguras e inseguras en el transporte público, mientras que el 70,7% se sienten de esta misma manera en las calles y espacios públicos de la ciudad.

Estas cifras fueron publicadas en el informe ¿Qué tan seguras se sienten las mujeres en el espacio y transporte público de Bogotá?. El trabajo de 3.089 encuestas de 35 preguntas entre el 29 de julio y el 24 de agosto de 2022 demostró  la percepción de seguridad de las mujeres.

Estos casos inciden en el estado de ánimo de las mujeres. El 70,1% de las encuestadas manifestaron tener miedo a sufrir un ataque sexual en el transporte público y el 25,6% considera que a veces sienten temor de sufrirlo, mientras que, el 75,4% y el 21,2% manifestaron sentirse de esta misma manera en la calle y espacio público.

Las mujeres manifestaron que los lugares del transporte público que consideran más inseguros para movilizarse son el sistema Transmilenio troncal (86%), los paraderos (83,7%) y el SITP (76,4%). 

Sin embargo, no son los únicos espacios en los que las mujeres sienten inseguridad, también mencionaron: calles oscuras (97,2%), los lotes baldíos (94,7%), zonas con gran cantidad de desechos (92,1%), puentes peatonales (85,2%), calles en mal estado (82,2%) y zonas de construcción (81,5%).

Las formas de agresión son variadas, el 37,2% de las mujeres de 18 a 29 años, señalan que las han mirado morbosamente, el 35,1% han sido objeto de silbidos u otros sonidos dirigidos, y al 32,6% les han dicho comentarios de carácter sexual asociados a su aspecto físico.

De este último segmento, el  21,8% han vivido rozamiento en cualquier parte de cuerpo sin su consentimiento, el 14,1% han sufrido de manoseo y tocamiento, y el 16,9% ha sido perseguido en su recorrido con intención de atacarlas sexualmente. La mayoría de las agresiones ocurren en la tarde y la noche. 9 de cada 10 mujeres (97%) manifestó que el principal y único agresor identificado son hombres desconocidos.

Las mujeres entre los 30 a 44 años, son el segundo grupo etario que manifiesta haber sido víctima de los actos de acoso que no supone contacto físico, es decir, miradas morbosas (30,2%), comentarios asociados a su aspecto físico (23,3%) y silbidos u otros sonidos dirigidos (22,5%).

Esta situación de violencia de género que tiene lugar en el entorno público, altera la percepción de seguridad de las mujeres y la autopercepción de su autonomía. El 51% de las mujeres que han sido agredidas se vuelven más prevenidas y desconfiadas. El 25,5% reconoce que estas situaciones afectan su tranquilidad. El 5,7% cambia su forma de vestir. El 5,8% sufre de depresión después de ser víctima. 

 

Lea también: