Publicidad


Publicidad

Renunció director de Derechos Humanos de Bogotá

Andrés Idárraga Franco renunció tras inconformidad con informe presentado a la CIDH.

Andrés Idárraga Franco
Por LeidyHernandez | Mar, 22/06/2021 - 09:02

Por medio de una carta, Andrés Idárraga Franco, director de derechos humanos de la Secretaría de Gobierno de Bogotá, renunció a su cargo mostranto críticas contra el informe de derechos humanos que se entregó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

El abogado de la Universidad Libre y Magíster en Políticas Públicas de la Universidad Torcuato di Tella de Buenos Aires (Argentina) se mostró inconforme con lo presentado a la CIDH y expresó que con el paso del tiempo se ha hecho más evidente la diferencia en el enfoque que este tenía sobre su papel en  la Dirección de Derechos Humanos en la ciudad en circunstancias tan particulares como las que actualmente afronta Bogotá.

Además, dijo que “La falta de claridad y contundencia ha llevado a que la Policía se insubordine al gobierno civil y cometa agresiones de forma sistemática, intimide a la población y continúe en los territorios como si nada pasara. La Secretaría de Gobierno está en mora de asumir una postura clara, vehemente y pública con los métodos de la Policía en la ciudad”.

De esta forma, se mostró perturbado frente a la permanencia de agentes de la policía que presenciaron la tortura a ciudadanos en la localidad de Ciudad Bolívar y  los hechos que involucraron a policías y bomberos contra una familia en la localidad de Bosa sin que a la fecha haya pasado algo en materia disciplinaria o penal.

“Si bien esto no es competencia de la Alcaldía de Bogotá,  sí se deberían buscar alternativas para frenar el abuso policial más allá de conversaciones a puerta cerrada. La tibieza ante el abuso policial puede seguir costando vidas”, manifestó.

 

“Yo tengo un sinsabor por la falta de respaldo institucional a la gestión de mi equipo y la carencia de postura como autoridad civil ante situaciones que han implicado un alto compromiso, exposición, riesgo y dedicación en medio de las coyunturas sociales”, agregó.

“Ni el secretario de gobierno, ni la alcaldesa han asistido a estos desde que se inició el Gobierno Distrital. Todo esto aunado al mal manejo del Comité Civil de Convivencia, que resultó convirtiéndose en el cumplimiento de una obligación periódica de sesionar, lejos de responder a su objetivo: el de exponer los lineamientos para la convivencia y parte de las garantías para el ejercicio de derechos de la ciudad, donde la voz de la Dirección de Derechos Humanos careció de respaldo institucional”, se lee en la carta de renuncia.

RenunciaRenunciaRenuncia

 

Lea también: