Publicidad


Publicidad

Informe de la ONU reveló atrocidades del régimen chino en Xinjiang

En los centros de detención de Xinjiang la ONU confirmó que hay detenciones arbitrarias, torturas, violaciones, esterilizaciones, aborto, supresión de la libertad religiosa y trabajos forzados.

Informe de la ONU reveló atrocidades del régimen chino en Xinjiang
Por Laura Niño | Jue, 01/09/2022 - 09:57 Créditos: Reuters

La ONU publicó uniforme que revela los diferentes abusos a los derechos humanos en Xinjiang contra los Uigures y miembros de otros grupos mayoritariamente musulmanes.

En los centros de detención de Xinjiang la ONU confirmó que abusan de estas comunidades con diferentes tipos de violencia como detenciones arbitrarias, torturas, violaciones, esterilizaciones, aborto, supresión de la libertad religiosa y trabajos forzados.

El informe de la ONU describe un “patrón de detenciones arbitrarias a gran escala” en Xinjiang, donde individuos sospechosos de terrorismo son retenidos.

Algunas de las características para que las autoridades señalen como un riesgo de “extremismo” y marcarlos para una posible detención, es tener demasiados niños, llevar velo o barba o no usar pasaporte.

Antiguos internos entrevistados por la ONU describen haber sido golpeados en “sillas de tigre”, además el informe mencionó que: "dos tercios de los 26 ex detenidos entrevistados declararon haber sido sometidos a un trato que equivaldría a tortura y/u otras formas de malos tratos, ya sea en los propios centros de formación profesional o en el contexto de los procesos de remisión a los centros de formación profesional”.

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) confirmaron que generalmente los abusos se presentaban, entre dos meses y 18 meses, en centros de ocho lugares geográficos diferentes, incluidas las prefecturas autónomas de Ili, Aksu, Bayingol, Hotan, Karamay y Urumqi. 

La ONU agregó que varias mujeres entrevistadas dicen haber sido “forzadas a abortar o a insertarse dispositivos intrauterinos anticonceptivos”. Otros, se les administraban regularmente inyecciones, pastillas o ambas cosas, así como que se les recogían regularmente muestras de sangre en las instalaciones del centro de formación profesional. 

El informe criticó las “excepcionalmente amplias interpretaciones de extremismo” de China, que criminaliza actividades “conectadas a disfrutar la vida cultural y religiosa”.

Lea también