Publicidad


Publicidad

Secuestro de mascotas: El nuevo delito para extorsionar en Colombia

Beagles, Bulldogs y Yorkshire terrier, los más vulnerables. Menos del 40% de las víctimas denuncian los casos. Se exigen millonarias recompensas por la liberación de las mascotas. Los casos se pueden denunciar en la línea 165.

Secuestro de mascotas: El nuevo delito para extorsionar en Colombia
Por LeidyHernandez | Mar, 15/02/2022 - 13:27 Créditos: Referencia

Una nueva modalidad de robo está aumentando en Colombia. Se trata del secuestro de mascotas para luego extorsionar a los dueños por su liberación. Los casos se presentan cuando las redes sociales se han vuelto un medio de denuncia y cuando el delito incrementa por la exigencia del mercado.

Las mascotas son consideradas, en muchas ocasiones, como miembros de la familia. De allí surge un apego emocional y hasta necesidad por compañía o terapia. Incluso, entre los beneficios de una mascota se encuentra la efectividad contra problemas de estrés, salud, depresión y autoestima.

Solamente los perros se consideran como un compañero para reducir el dolor, la ansiedad y curar el alma de personas con enfermedades o con algún problema emocional. Sin embargo, las víctimas directas y recientes de casos de hurtos involucran a las mascotas.

Tanto en Bogotá como en Villavicencio se han denunciado casos de hurto de mascotas. El objetivo de los delincuentes: extorsionar a los dueños por la liberación del animal. Y es que la situación pasa a ser traumática, pues las personas son amenazadas, incluso, con armas de fuego para raptar los animales.

El más reciente caso es el de Botón, un perro de raza pincher que fue raptado en la localidad de Kennedy en Bogotá. Según la denunciante, los delincuentes están llegando en bicitaxis y se llevan los perros de los antejardines de las viviendas.

botón
Botón, mascota raptada en la localidad de Kennedy / @hdar_SF 

 

Sobre el caso se conoce que se trata de un bicitaxi azul con una carpa blanca donde se transportan los ladrones de mascotas. Incluso, se conocen varios casos de perros que han sido hurtados de esta misma forma en la localidad de Patio Bonito.

Y es que, aunque las razas más apetecidas por los victimarios suelen ser los Beagles, Pitbull, Bull dog, Bull terrier, Labrador, Chihuahua, Yorkshire terrier, y Pomerania, en la capital ninguna mascota está a salvo de ser raptada.

Otro de los casos fue el de Venus, un perro bulldog francés que se hizo viral en redes sociales hasta que se logró su rescate. El pasado 8 de febrero, Johana Jaramillo denunció ser víctima del robo de su mascota.

A mano armada, la mujer fue amenazada por los delincuentes en la carrera 6 No. 51-20 en Bogotá. Por medio de redes sociales, la afectada expresó: "Nos están chantajeando pidiendo rescate".

Para la liberación de Venus pidieron dos millones de pesos y no es un caso aislado, simplemente, fue un caso conocido de todos los que ocurren en el país y no se dan a conocer en medio de la situación de un crecimiento de mercado que lleva a que todas las razas sean vulnerables.

venus
Campaña pidiendo el regreso de Venus a su hogar / @JohaJaramilloP

 

De no recibir un pago para el regreso de las mascotas, desde el Gaula se conoció que los delincuentes los mantienen para sacarles crías y así venderlos en mercados de la ciudad.

Sobre Venus, horas después de la denuncia y diversa información sobre los raptores, la Fiscalía, en trabajo conjunto con el Gaula y la Policía Nacional, logró su retorno a casa. Y se informó que se avanza en investigación para judicializar a los presuntos responsables.

Por su parte, la dueña del bulldog francés manifestó “¡Está viva y con nosotros! #Venus está con nosotros y estamos felices y agradecidos con tanta solidaridad de la gente… gracias al Gaula de la Policía y a la Fiscalía porque entendieron nuestro dolor".

Sin embargo, no todos los casos terminan en el retorno de las mascotas. Según las cifras del Gaula, en el país Colombia hasta 14 animales de compañía pueden ser hurtados anualmente, pero solo el 35 % de ellos cuentan con una denuncia formal.

Solamente en lo corrido del 2022, se han registrado cuatro casos de extorsión en el país, mientras que el año anterior se presentaron nueve hechos de extorsión con animales.

rescate
Autoridades tras rescatar a Venus de sus raptores / Fiscalía General

 

Es de recordar que, en Villavicencio, el pasado 22 de junio de 2021 se evidenció cómo funciona este delito en profundo crecimiento. En la capital del Meta fue hurtado Romeo, un perro de raza Pomerania por quien los delincuentes exigían 5 millones de pesos por su devolución.

El caso de Romeo permitió al Gaula conocer la manera de extorsión de los delincuentes. Por medio de una conversación se escuchó al ladrón decir:

¿Sabe qué? Ya lo ferié. Ya ferié ese perrito, ¿me entiende?, y si no, ¿si me va a pagar o qué?

Mientras la dueña del animal pidió un tiempo para tener el dinero completo, el delincuente amenazó: “Yo les di un plazo, pero es que ustedes son más incumplidos. Sabe qué, ustedes van es como a denunciar. Sabe qué, pelo, pelo a su perro, y pelo a sus hijos, hermano, yo sé dónde viven”.

Al respecto de ese caso, la entonces mayor Nelva Gómez Sánchez, investigadora del Gaula manifestó que “La extorsión por el secuestro de mascotas inicia desde el momento que el delincuente detecta cómo puede trasgredir a su víctima, pues el amor mutuo por los animales, ya sea un perro o un gato o algún otro animal, es usado para vulnerar a su víctima”.

no+
Exigencia de no más secuestro de animales en el país / @altereddie

 

Tras la denuncia por el hurto de Romeo, las autoridades permitieron el encuentro del dueño del animal y el presunto delincuente, se logró la liberación del animal y se determinó que el extorsionista era un primo de la familia.

De allí que “Muchas veces personas cercanas o medianamente conocidas suelen ser los victimarios de estos secuestros de mascotas. Todas las razas pueden ser vulnerables”, expresó la investigadora del Gaula.

Otro de los casos, que se vienen reportando desde 2015, ocurrió en Cali cuando se conoció el robo de ‘Jake’, un perro que se encontraba con la persona que lo cuidaba cuando sus dueños estaban de viaje.

Este caso, similar al de Venus, se presentó cuando personas se bajaron de un carro, encañonaron al cuidador y se llevaron al animal. Así como Jake, se conocen los casos de Linda en Piedecuesta, Luna en Bucaramanga, Teddy en Neiva, Max en Bogotá y muchos otros que, aunque frente a denuncias, nunca regresaron.

Así las cosas, es de resaltar que los casos de extorsión se pueden denunciar en la línea 165 del Gaula de la Policía Nacional. Se recomienda tener a la vista a las mascotas y ser prudente en las conversaciones con extraños.

Lea también