Publicidad


Publicidad

Así se gastaron los 70.000 millones del contrato de MinTIC

Emilio Tapia manejó el dinero, tras ser el cerebro del contrato de Centros Poblados. Los gastos fueron en préstamos, apartamentos, carros y gastos personales.

Emilio Tapia, responsable del carrusel de la contratación en Bogotá
Por LeidyHernandez | Sáb, 25/09/2021 - 08:45 Créditos: Colprensa

Semana reveló la forma en que Emilio Tapia, conocido por el ‘Carrusel de la Contratación’, y ahora vinculado como cerebro del contrato de Centros Poblados con el Ministerio de las TIC, gastó el dinero del contrato de 70.000 millones de pesos, que eran destinados a llevar conectividad a las zonas apartadas del país.

Según el medio, el dinero se gastó en préstamos, apartamentos, carros, gastos personales y giros al extranjero. El siguiente es el expediente del escandaloso gasto del dinero, polémico contrato que le costó el puesto a la ministra de las TIC, Karen Abudinen.

Emilio Tapia, reconocido por el 'carrusel de la contratación' en Bogotá, Juan Fernando Duque, representante legal de la Unión Temporal Centros Poblados y Juan José Laverde Martínez, representante de Rave Agencia de Seguros son los vinculados en el proceso del polémico contrato.

La Unión Temporal Centros Poblados fue la que se ganó el millonario contrato con el Ministerio TIC, el objetivo era llevar conectividad a los niños de las escuelas más apartadas del país. Según Semana, tras ganar el contrato, hubo júbilo en la oficina 601 de un edificio ubicado en cercanía del Parque de la 93, en Bogotá.

Celebración tras adjudicación del contrato

Según la narración de Juan Carlos Ángel Cáceres Bayona, dueño de la firma Novotics y también involucrado en el escándalo, a la Fiscalía, testimonio conocido en exclusiva por SEMANA, “Ese día estábamos en las oficinas de la 93 en Bogotá, estaban Emilio, la esposa, Robert Gómez, yo, la doctora María Mónica Pino, el doctor Lucas, había otro abogado, y ese día llegó el momento de abrir los sobres”, confesó.

Tras conocerse que ganaron el contrato, “Yo inmediatamente celebré y todos celebramos, eso fue una gritería porque nos la habíamos ganado, yo me fui a una oficina, oré, lloré, llamé a mi esposa, llamé al doctor Oswaldo Medina y dije que Dios había hecho justicia porque nos la habíamos ganado”.

mintic

 

“Abracé a Robert y lloramos, entonces ofrecieron una copa de whisky y después llegó el doctor Pino Ricci (...) Como a las 5:30 o 6:00 de la tarde nos fuimos a una cena todos los que estábamos ahí”, agregó Cáceres en su relato.

En medio de la declaración, Cáceres Bayona señaló a Emilio Tapia como verdadero dueño del contrato de Centros Poblados. Incluso, la situación va más allá, luego de conocerse que la justicia de Estados Unidos ya tiene abierto un proceso por lavado de activos. Se trata de 58.000 millones de pesos del anticipo del contrato con Centros Poblados habrían circulado por el sistema financiero estadounidense.

Emilio Tapia, cerebro del desarrollo del contrato y otros involucrados

La Fiscalía preguntó a Juan Carlos Ángel Cáceres “¿Qué papel tuvo Emilio Tapia en el desarrollo del contrato, y en los comités a los que usted hace mención?”.

A lo que el involucrado respondió, “Él escuchaba, se le explicaba todo, lo que se iba a comprar, estos asesores que él tenía opinaban, también opinaba Luis Fernando Duque (representante legal de la Unión Temporal), y ellos también aparte se reunían con proveedores y traían soluciones a la mesa”, respondió.

Cabe recordar que Emilio Tapia aseguró colaboraría con la Fiscalía en el proceso. Pues es reincidente y había recibido beneficios tras su condena por el ‘Carrusel de la contratación’ en la capital del país.

Incluso, en la investigación se conoció que estarían involucrados miembros del Partido Liberal y Cambio Radical. También hay inquietudes sobre altos funcionarios del Ministerio y están bajo la mira las actuaciones que pudo haber tenido el entonces viceministro TIC Iván Mantilla.

centrospoblados

 

Además, Cáceres relató un encuentro donde habría asistido Alfredo Jesús Amín Yaber, un contratista de la costa. “Estaba él, había varias personas que no conozco para hablar de otros temas, cuando uno va a la casa de él le toca hacer antesala, porque a él lo visita mucha gente. Ese día llegó Robert. Ahí fue cuando nos presentaron al muchacho Amín, que él le dice Alfredito”, declaró.

Por su parte, Tapia se estaría moviendo sobre la mesa tres firmas: ICM, Omega Building e Intec. Sin embargo, el afán por la licitación y las demoras de los permisos y documentos con empresas internacionales llevaron a descartar a las firmas chinas.

Gasto de los 70.000 millones

Según lo revelado, el anticipo por 70.000 millones de pesos, del contrato de MinTIC fueron usados para comprar carros, apartamentos y préstamos familiares. Según la confesión de Cáceres a la Fiscalía, Emilio Tapia dio órdenes de consignaciones a cuentas de Dubái.

“Quiero aclarar sobre giros que realicé a personas o empresas que no son proveedores. Quiero aclarar que yo le realicé dos préstamos a una familia, que son esposos, por 503.000 dólares, los cuales yo lo hice por un tema personal, pero ellos ya van a devolver el dinero”, narró Cáceres.

“Quiero aclarar que también tomé 1.342.000 dólares para comprar un apartamento a nombre mío, pero ya solicité la devolución de ese dinero. Me giré 75.000 dólares por un tema personal”, confesó.

etapia

 

Sobre la pregunta de la Fiscalía sobre un giro en particular que recibió su esposa, Shirley Carolina, por 147.595.000 pesos de la firma Inselsa, una de las proveedoras,, Cáceres respondió: “Eso ahí debe haber una factura de por lo menos cinco o siete camionetas, no sé cuántas camionetas tenía alquiladas mi esposa, y no sé cuánto tiempo le debían del alquiler de las camionetas”.

Por otro lado, se detalló que la plata también cayó en manos de otras empresas, por órdenes de Tapia. “2 wings Aircraft, por 150.000 dólares; OLT Logistic, por 300.000 dólares. Quiero aclarar que cuando yo hice estos giros a estas compañías que él me dio, yo le dije a Emilio que estas empresas no tuvieran problemas, porque yo era el que estaba girando ese dinero en Estados Unidos".

"Y él me dijo: esas compañías no tienen problemas. Esos giros los hice el 12 de mayo de 2021 y el 14 de mayo de 2021. Y Marcell Felipe Attomeys, por 50.000 dólares; quiero aclarar que de esta persona no tengo comprobante”, agregó Cáceres.

Comunicación y ordenes de Tapia

El involucrado en el ‘Carrusel de la Contratación’ y el polémico contrato del ministerio de las TIC, según revela Semana, se comunicaba por medio de WhatsApp, donde tenía dos grupos. Uno de ellos llamado ‘Comité UT Urgente’ y otro: ‘Póliza MinTIC’.

En las conversaciones se cruzaban no solo mensajes, sino que además se intercambiaban cuentas bancarias, tablas, reportes, recibos de pago y hasta imágenes de botellas de whisky con las que presumían.

Entre tanto, se cumplían las órdenes de Tapia, por un lado, pidió una cuota de 100 millones de pesos a cada uno de los involucrados en el negocio para pagar la gestión de la póliza a un hombre identificado como John González Moreno.

Con información de Semana

Lea también