Publicidad


Publicidad

Abren investigación por chalecos utilizados en el robo de oro en Medellín

Los chalecos pertenecían al Fondo de Vigilancia y Seguridad de Bogotá y estaban vencidos hace nueve años

Chalecos robo de oro en Medellín
Por Luisa Fernanda Peña | Sáb, 06/11/2021 - 14:40 Créditos: Policía Nacional

Luego de que se diera la captura de los 11 delincuentes que participaron en el robo a la fundidora de oro en Medellín el pasado 5 de noviembre, en el que la Policía logró la incautación de armas, municiones y motos utilizadas en el atraco. Se ha abierto una investigación por la procedencia de varios chalecos antibalas que también fueron confiscados por las autoridades y que utilizaron los criminales durante el asalto.

Una investigación realizada por el diario El Tiempo, permitió establecer que los chalecos utilizados pertenecen al Fondo de Vigilancia y Seguridad de Bogotá y fueron vendidos por la marca Miguel Caballero MC Armor, dedicada a la comercialización de elementos de blindaje y protección personal, con etiquetas adulteradas bajo el número de serie 141678, además estarían vencidos en un contrato del 31 de agosto de 2012, hace nueve años.

El dueño de la empresa, Miguel Caballero, había adelantando una denuncia pública el pasado 7 y 29 de septiembre, en la que informa que “personas inescrupulosas están vendiendo productos vencidos, usados y/o con etiquetas adulteradas”

Robo fundidora de oro en Medellín
Robo fundidora de oro en Medellín / Foto: Twitter

"Nuestra compañía realiza un control riguroso y extenso sobre la entrega y uso de los productos vendidos, por esto se aclara que, tas revisar el serial, se encontró que los chalecos incautados fueron vendidos al Fondo de Vigilancia y Seguridad de Bogotá el 31 de agosto de 2012”, indicó Miguel Caballero al respecto.

El secretario de Seguridad de Bogotá, Aníbal Fernández de Soto, anunció a través de su cuenta de Twitter, que iniciaron una investigación sobre cómo los chalecos comprados por el distrito hace nueve años terminaron en manos de los delincuentes que perpetraron el escandaloso hurto a la fundidora de oro en Medellín, pues el contrato fue liquidado en el 2016 y de acuerdo con el debido proceso, estos elementos deben ser destruidos una vez cumplen con su ciclo de vida útil.

De acuerdo con la información entregada por la Fiscalía General de la Nación, la cantidad de oro hurtada está avaluada en 550 millones de pesos. Por ahora, a los capturados se les imputarán cargos por el delito de hurto calificado y agravado, además del porte ilegal de armas de uso civil y militar. 

Lea también