Publicidad


Publicidad

36 años después de la toma del Palacio familiares reciben el cuerpo número 79

A la fecha la Fiscalía General ha realizado el hallazgo y la entrega de 30 cuerpos víctimas de la toma del Palacio de Justicia el 6 de noviembre de 1985

36 años toma del Palacio de Justicia
Por Luisa Fernanda Peña | Dom, 07/11/2021 - 08:24 Créditos: AFP

Tras 36 años de historia y horror que han vivido las familias de las víctimas que dejó la toma del Palacio de Justicia aquel 6 de noviembre de 1985, la Fiscalía ha logrado resolver el misterio y recuperar el cuerpo número 79 de los 12 desparecidos que quedaron tras el hecho que enluto al país, y que dejó un saldo de 111 personas muertas, entre ellas magistrados, funcionarios, civiles, guerrilleros y uniformados.

Era el año de 1998 y el Juzgado Segundo Penal del Circuito Especializado de Bogotá tenía bajo su competencia identificar a víctimas del Holocausto del Palacio de Justicia. Mientras las diligencias avanzaban, en el municipio de Tuluá, en el departamento del Valle del Cauca, desde la incertidumbre, el dolor y la zozobra, doña Nohemí Vásquez, aferrada a su fe en Dios, imploraba por el descanso eterno de su hijo Edisson Zapata Vásquez, que había decidido un día emprender rumbo a la capital para trabajar, y que por desgracia en la fecha de la toma figuró como uno de los guerrilleros del M-19 abatidos.

Alexandra Londoño Zapata, sobrina de Edison sabía que tenía un familiar muerto pero nunca había podido visitar su tumba. “Tenía un año cuando él murió en el Palacio de Justicia. No lo recuerdo, solo lo he visto en fotos". Por lo que en el año 2008, cuando recibió su titulación de abogada, decidió adentrarse en la búsqueda incansable de los restos de su tío. En su averiguación envió varios correos electrónicos en busca de respuestas que permitieron que el Grupo Nacional de Patología Forense del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses reviviera la investigación del esqueleto 79, contactándose inicialmente con una hermana de Edisson residente en Villavicencio y posteriormente con Alexandra.

Luego de 36 años la fiscalía encuentra el cuerpo 79 de la toma del palacio
Cementerio del Sur / Foto: Fiscalía General de la Nación

La clave para hallar el cuerpo estaba en el cuarto nivel de la fosa común del Cementerio del Sur, hasta donde llegaron investigadores del CTI de la Fiscalía General de la Nación y dieron con el esqueleto 79. El cuerpo fue enviado a los laboratorios del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses donde se dictaminó que las estructuras óseas correspondían a dos individuos. Uno de los cuerpos todavía se conservaba en buen estado de descomposición sin importar los años que habían pasado, por lo que llamó indiscutiblemente la atención de los expertos forenses.

Por las características del individuo, se autorizaron los estudios de necropsia al cadáver, análisis de antropología forense y sus complementos, de odontología a restos óseos y de genética forense que arrojarían importantes indicios para determinar la identidad del cuerpo.

“La Fiscalía me contactó el año pasado para que a mis abuelos les tomaran muestras. Ellos viven desde hace mucho tiempo en Estado Unidos. Entonces la Fiscalía organizó todo para que se las practicaran allá”, explicó Alexandra.

Fue hasta el 2 de julio de 2020 cuando el Grupo Nacional de Patología Forense del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses luego de las entrevistas técnicas hechas a los familiares, los datos recopilados sobre el hallazgo del cuerpo y los resultados de las pruebas genéticas, concluyó con una probabilidad del 99% que el individuo uno del esqueleto 79 correspondía a Edisson Zapata Vásquez.

Luego de 36 años la fiscalía encuentra el cuerpo 79 de la toma del palacio
Sepelio Edisson Zapata Vásquez capilla María Auxiliadora, Tuluá / Foto: Fiscalía General de la Nación

“La noticia nos la dieron en una reunión virtual. Nos dijeron que el paso a seguir era la entrega oficial de los restos. Mis abuelos no lo podían creer”, contó Alexandra. Francisco José Zapata, hoy con 92 años, supo que su hijo era presunto guerrillero del M-19 y que había decidido tomar el camino de la insurgencia solo cuando escuchó su nombre en las listas de muertos y heridos en los noticieros de radio y televisión el día la toma del Palacio de Justicia. 

La Fiscalía Primera Delegada ante la Corte Suprema de Justicia puso la fecha para la entrega de los restos a los familiares, que tenían una sepultura pendiente desde hacía 36 años. A las 10:00 am del pasado 22 de octubre de este año, en la capilla María Auxiliadora de Tuluá, Edisson Zapata Vásquez estaba siendo despedido por sus seres queridos que lo lloraron décadas sin tener su cuerpo y por fin podrían darle cristiana sepultura.

La incertidumbre para la familia zapata, especialmente para la señora Nohemí y Francisco, había terminado, luego de tanta espera pudieron despedir como siempre habían querido al mayor de sus tres hijos, que por decisiones erróneas que tomó tuvo un trágico final aquel 6 de noviembre de 1985 que siempre enmarcará la historia del país.

Lea también