Publicidad


Publicidad

Un negocio en el Icfes que pone en riesgo los exámenes a medio millón de estudiantes

La aplicación de las pruebas de Estado, Saber Pro y Saber TT que valen $15.033 millones podrían quedar en manos de una empresa que incluso fue sancionada por el Sena por fallas en la plataforma que implementó. Cartas y certificaciones generan dudas

Estudiantes Icfes
Por Norbey Quevedo | Mié, 16/03/2022 - 20:32 Créditos: Foto: https://www.facebook.com/icfescol/photos

El pasado 23 de febrero, el Icfes inició el proceso de selección de la empresa encargada de realizar, evaluar y supervisar mediante un software e inteligencia artificial, el examen electrónico de las pruebas de Estado Saber Pro y Saber TyT de este año que miden la capacidad académica de cerca de medio millón de estudiantes en el país.

Una maratónica carrera de selección de contratista pues la primera prueba a aplicar son las Pre Saber y de Validación del Bachillerato Académico que se realizarán el domingo 27 de marzo.

Sin embargo, uno de los consorcios interesados presentó certificaciones de experiencia que inquietan por su contenido y las firmas que supuestamente las otorgan.

En los estudios previos de dicho contrato por $15.033 millones se evidenciaron los desafíos que implica la realización de este examen de manera virtual.

Además de la identificación plena del estudiante examinado, se requiere la certeza de que quien se inscribió sea la misma que realiza el examen y la supervisión y control del examinado para evitar suplantación, fraude o copia. 

Mónica Ospina
Directora del Instituto Colombiano para la Evaluación de la Educación - Icfes, Mónica Patricia Ospina Londoño


Para lograrlo se requiere un poderoso y robusto software de servicio con la capacidad de restringir otras aplicaciones instaladas en el computador en que se realice la prueba, impedir capturas de pantalla, limitar funciones de teclado para grabación y copia de pantalla, eliminar acceso a otros sitios de internet y garantizar la continuidad del examen incluso si se presentan fallas en la energía eléctrica.

Lo anterior aunado al número de estudiantes conectados realizando un examen que se extiende hasta por ocho horas. 

Según estimativos del Icfes, este año realizarán estos exámenes 457.492 estudiantes. De estos, 249.368 en el primer semestre y 208.124 en el segundo semestre. 

Por ello, la entidad solicitó a seis empresas especializadas en tecnologías y comunicaciones cotizar este servicio en el formato establecido, así como aportar dos certificaciones de contratos que acreditarán su participación y experiencia en procesos similares.

Las empresas convocadas fueron Cognosonline S.A, Comware, Mercer, TCS Soluciona Center, Territorium, E-Abclearning y RM.

Facsimil estudio
Foto: Facsimil del estudio de mercado


Según el cronograma del proceso, se inició formalmente con la publicación del pliego de condiciones el pasado 2 de marzo. El cierre del proceso, la etapa de evaluación se realizará entre el 10 y el 13 de marzo y el 18 de este mes será la adjudicación.

Territorium es una de las firmas que presentó cotización. El Icfes efectuó varias observaciones a la oferta.  La primera es que en la mesa de servicio requerida para las pruebas del próximo 27 de marzo, el valor propuesto por la firma se encontraba por encima del 1.758% respecto a los históricos calculados.

Otro reparo es que el soporte en sitio también tenía un valor por encima del 1.032% y la prueba de integración denominada Plexi-Proctir, el precio superaba el 594.237% de todos los históricos. 

Con más detalles adicionales de la compañía. Gerardo de Jesús Saenz González, Carlos Guillermo Elizondo Ancer, cada uno con 45.000 pesos mexicanos y la empresa Indumaq S.A. de CV con 10.000 pesos mexicanos, constituyeron el 8 de marzo de 2012 mediante escritura pública 21829 y ante el Notario 139 de Nuevo León, México,  la empresa Territorium Life Sociedad Anónima Promotora de Capital Variable, con un capital social de 100.000 pesos mexicanos. 

El objeto de la sociedad es el software, así como equipos y refacción de cómputo, electrónicos y electromecánicos, licencias de uso de software, creación de escuelas de cómputo, entre otras afines.

Facsimil Territorium
Foto: Facsimil de la escritura de constitución de la compañía Territorium en Colombia


Siete años después de creada, el 17 de octubre de 2019, la compañía dió un salto con garrocha en Colombia y en la Notaría 19 de Bogotá,  abrieron sucursal en el país.

En el acta número cinco se designó a Catalina Roldán Díaz como representante legal en Colombia y se dispuso un capital de $20 millones de pesos colombianos.

Dentro de la experiencia que ha acreditado en el Registro Único de Proponentes, Territorium aseguró que ejecutó un contrato con la Universidad Autónoma de Nuevo León, por 1.588 salarios mínimos legales mensuales.

Otro con el reputado Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey por 105, 29 salarios mínimos legales mensuales. También de  Tecnología y Consultoría para la Educación con un contrato de 4.820 salarios mínimos legales mensuales.

Sin embargo, llama la atención una certificación expedida por una firma denominada Pearson y otra de la firma Nugasys SA de CV por US$1’850.000.

Even Wong
Foto: Fascimil de la certificación firmada por Enven Wong

 

En la primera, el director de la firma Enven Wong expidió una certificación el 7 de enero de 2022 asegurando que Territorium prestó el servicio de supervisión de evaluaciones en línea con una duración de siete horas y con 80.000 aplicantes concurrentes en un contrato suscrito el 1 de mayo de 2020.

Un día festivo oficial en Mexico y con fecha de terminación el primero de noviembre de 2021. Es decir, justamente con las características requeridas dias después por el Icfes en los estudios previos y de mercado.

Caso similar se presenta con Pearson Educación de Mexico SA. Se trata de una empresa de servicios editoriales y educativos que hace parte de la multinacional británica Pearson PLC fundada en 1844 por Samuel Pearson.

Otra empresa que certificó experiencia a Territorium por $1’250.000 dólares, alrededor de $3.800 millones colombianos, fue Tecnología y Consultoría para la Educación SA de CV, ubicada en la Calle Ceboruco 2512, colonia Real de San Javier, en México.

Según esta firma, la empresa de software suscribió un contrato con ellos  “el 5 de junio de enero de 2018” en el que prestó el servicio tecnológico e implementación de un sistema de vigilancia y monitoreo en línea con inteligencia artificial integrado en la realización de exámenes electrónicos dirigidos a 455.000 estudiantes y maestros de hasta 40.000 usuarios simultáneos en evaluaciones con una duración de tres horas.

ETC
Fascimil de la certificación expedida por la empresa Tecnología y Consultoría para la Educación, ubicada en México


En su página web, muestra que está empresa fue fundada en 1996 y se constituyó como una empresa pionera en el desarrollo de habilidades tecnológicas en el sistema educativo.

Pero su sitio web no se compadece con la fachada de su dirección física. Una construcción en obra negra, con apariencia de vivienda de dos pisos en Metepec, México, y en donde en el primer piso hay un letrero de “en construcción” y un local de costuras.

A pesar de su muy modesta casa matriz afirma que le pago a Territorium un millón y medio de dólares por la aplicación de exámenes.

Pero los cuestionamientos a Territorium no paran ahí. Además de las extrañas certificaciones, una de estas con una tecnología certificada antes de que incluso se conociera, cómo lo informó Microsoft, en un artículo del 14 de junio de 2021.

Otro detalle presenta el caso. En diciembre de 2019, el Sena dio un salto al vacío y cambio la plataforma Blackboard que funcionó durante 19 años y la cambio por LMS Territorium. 

fachadas
Fotografías: En estos sitios funcionan la empresa Tecnología y Consultoría para la Educación y Territorium en México


El contrato le fue adjudicado al consorcio Colombia Digitsl LMS, integrado por Territorium, E-Training y Comware.

Con un resultado reprochable, según lo evidenciaron los propios funcionarios y otros expertos. A pesar de que la obligación contractual establecía que la plataforma debería estar funcionando al 100% el 20 de enero de 2020.

Esto no sucedió. En cambio un año y medio después, a mediados del año pasado, el director administrativo del Sena, William Rojas aceptó las múltiples fallas que presentaba dicho contrato y plataforma y que terminaron afectando a ocho millones de usuarios que estudian carreras técnicas y tecnológicas.

Para entonces se había facturado $9.848 millones, pero por efecto de las irregularidades, el consorcio del que hace parte la empresa que está adportas de quedarse con el cuantioso contrato para aplicar las pruebas de Estado del Icfes a cerca de medio millón de estudiantes, fue sancionada con el 5%, es decir, alrededor de $500 millones. Al respecto esta Agencia envió sendas comunicaciones a las empresas mencionadas y aliadas de Territorium en invitación pública que no fueron respondidas.

No obstante, el jueves de la semana pasada, Ciro González,  secretario general del Icfes profirió la adenda número 2 dentro del proceso de invitación abierta. En esta modificó las condiciones generales para la acreditación de experiencia en los casos en que estén integrados por más de seis integrantes. También determinó que si el proponente acredita más de seis contratos, solo se tendrán en cuenta los seis de mayor valor. A más tardar la próxima semana se adjudicará el negocio.

La Agencia de Periodismo Investigativo, API, se comunicó en las horas de la tarde con el Icfes para conocer la postura de su directora, Mónica Ospina, quien estuvo en un evento en el Eje Cafetero con la ministra de Educación, Maria Victoria Angulo. Al cierre de edición la funcionaria no había respondido los interrogantes planteados, 

Entretanto, casi medio millón de niños, jóvenes se aprestan a presentar las pruebas de Estado, determinantes para su futuro académico en medio de la incertidumbre de un proceso contractual que deja más dudas que certezas.

También le puede interesar