Publicidad


Publicidad

Por tutela de la hermana de Juan Guillermo Monsalve, un juez ordenó investigar publicación de interceptación del caso Uribe

Por LeidyHernandez | Jue, 08/10/2020 - 07:07

El juzgado segundo penal del circuito de Bogotá falló a favor de una tutela presentada por la hermana del exparamilitar Juan Guillermo Monsalve, testigos en contra el expresidente Álvaro Uribe Vélez. En la tutela se asegura que la Revista Semana, a través de su canal digital Semana TV, y los periodistas Vicky Dávila y Jairo Fidel Lozano Bustos, vulneraron sus derechos a la intimidad personal y familiar. 

Publicaciones Semana


De acuerdo a la tutela, le fueron vulnerados sus derechos de conversaciones privadas de la familia Monsalve que habían sido interceptadas, y que hacían parte del expediente reservado del caso contra Álvaro Uribe Vélez.

Pues con las conversaciones telefónicas reveladas por Semana TV el pasado 30 de agosto, asegura la tutela, se ventilaron asuntos privados como el estado de salud de la madre de Juan Guillermo Monsalve, sus problemas personales, se expuso dónde trabajaba la hermana de Monsalve, asuntos económicos de la familia, y se ventiló el nombre de sus hijos menores de edad. 

Por eso, Octavio Carrillo Carreño, juez segundo penal del circuito de Bogotá, le dio la razón a la hermana de Monsalve y aseguró que en efecto hubo una "flagrante vulneración del derecho a la intimidad de la accionante y de su grupo familiar". De la misma forma, se aseguró que se violaron derechos por publicar comunicaciones telefónicas que "tienen carácter reservado" y atañen "únicamente a la investigación que en su momento adelantaba la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia". 

De esta forma, el juez compulsó copias a la Fiscalía General para que investigue si en el desarrollo de la publicación de esas interceptaciones y pruebas reservadas hubo algún delito y, de ser así, identifique quiénes son los responsables. Pues, según el juez, las interceptaciones que hizo la Corte Suprema en este caso tienen carácter de reserva y "no está permitida su utilización, menos su divulgación en asuntos diversos de la actuación penal". 

Agregó que esas interceptaciones fueron recaudadas con fines específicos dentro de un proceso penal, "no para ser divulgadas por la Revista Semana y los periodistas involucrados. Tampoco para que los reporteros hicieran sus propias elucubraciones a partir de lo que escuchaban, supliendo la labor judicial asignada únicamente a los jueces, incluso generando a priori juicios de valor sobre las conversaciones escuchadas".