Publicidad


Publicidad

Murió Lucio, el perro que fue rescatado tras haber sido enterrado vivo en Tolima

Por Tania M Quiroga Páez. | Vie, 18/12/2020 - 15:25

Los esfuerzos de dos uniformados de la Policía y veterinarios, que lograron rescatarlo, no fueron suficientes para mantener con vida a la mascota.

PERRO

 

Lucio, quien fue hallado la semana pasada por dos policías en Flandes, municipio del departamento del Tolima, perdió la lucha contra el maltrato que sufrió por parte de sus dueños y un falso veterinario, quienes lo habían enterrado vivo, luego de aplicarle cianuro y varsol.

A Lucio un falso veterinario le aplicó varsol y cianuro en un procedimiento, sustancias que le produjeron secuelas en su organismo de las que no se pudo recuperar.

La Federación de Entidades Defensoras de Animales y del Ambiente de Colombia (FEDAMCO) compartió en su cuenta de Twitter un video en el que se denunciaba el hallazgo del perro sepultado vivo de su cabeza hacia abajo. 

"Sin duda en Flandes debe rondar un sicópata y es deber de las autoridades capturarlo. Enterrar vivo un animal tipificado en "Hechos de Crueldad" Ley 84/89", expresó FEDAMCO ante el indignante hecho.

La policía de Flandes quien se percató del animal y dio aviso a Harold Pico, representante del hogar de paso Dejando Huella, quien lo auxilió y acompañó en la veterinaria.

Remote video URL

 

Por su parte, quienes denunciaron el crimen acompañado de este video, añadieron, "Flandes es el infierno de los animales en el Tolima, enterrado vivo y con su cabeza por fuera, no sabemos cuánto tiempo ha estado en estas circunstancias".

Harold Pico, le dijo a Caracol Radio, “la dueña del perro nos manifestó que ella estaba trabajando, que el perro estaba enfermo y que el veterinario que lo atendía les dijo que lo mejor que podían hacer era sacrificarlo”. Sin embargo, pese a que a Lucio le aplicaron cianuro y varsol y lo enterraron vivo, pudo sobrevivir y, chillando, sacó el hocico del sitio donde había sido enterrado.

Un video, que muestra los instantes del rescate de la mascota evidencia cómo Lucio podía apenas respirar, pues solo se ve asomar su hocico. Una vez los uniformados empiezan a retirar la tierra para sacarlo, se percibe que él ya no tiene conocimiento.

Con información de Infobae.