Publicidad


Publicidad

Drayke Hardman: El niño de 12 años que se suicidó por bullying

El menor sufría acoso físico y verbal. Se colgó de la capucha de su sudadera. Soñaba con ser la estrella más baja de la NBA. Según un sondeo de UNICEF sobre salud mental y bienestar, 27% de adolescente reportó ansiedad y 15% depresión.

Drayke Hardman: El niño de 12 años que se suicidó por bullying
Por LeidyHernandez | Mié, 16/02/2022 - 10:51 Créditos: shardman5

Hay revuelo en Estados Unidos por el suicidio de Drayke Hardman, un niño de 12 años que ante el bullying terminó con su vida. Según los familiares del menor, sufría acoso verbal y físico por parte de un compañero, pero todo fue silencioso y no pudieron evitar la tragedia.

El lamentable hecho ocurrió en Utah, Estados Unidos. La madre del niño expresó que la muerte de su hijo se dio como resultado de la intimidación. “Mi chico guapo estaba peleando una batalla que ni yo podía salvarlo. Es real, es silencioso y no hay absolutamente nada que puedas hacer como padre para quitar este profundo dolor”, escribió.

Sobre la muerte, el padre de Drayke, manifestó que la hermana de 16 años fue quien lo encontró sin vida. “Escuchar los gritos de su hermana que presenció algo que nadie debería. Esta es mi pesadilla... cada momento que cierro los ojos. Mientras que mi hijo nunca volverá a abrir los ojos en esta vida”.

Mientras se realiza una campaña para recaudan fondos para el funeral del menor, la madre cuestionó: “¿Cómo un niño de 12 años que fue amado tan ferozmente por todos piensa que la vida es tan difícil que necesita alejarse de ella?”.

Y es que el suicidio ocurre tras un retorno a la normalidad debido a la pandemia del Covid-19. Una situación sanitaria que llevó a que por lo menos 1 de cada 7 niños, es decir 332 millones en todo el mundo, vivieran bajo políticas de confinamiento obligatorias y que supone un riesgo para su salud mental y su bienestar, según Unicef.

suicidio
Publicación del padre cuestionando por el suicidio de su hijo de 12 años /  hard_man03​​

 

Un sondeo de la organización preguntó a 8.444 adolescentes y jóvenes de 13 a 29 años en nueve países y territorios de la región. Se encontró que los sentimientos a los que se enfrentaron durante los primeros meses de la pandemia fueron los siguientes:

  • 27% reportó sentir ansiedad

  • 15% depresión en los últimos siete días

  • El 46% de los jóvenes reportó tener menos motivación para realizar actividades que normalmente disfrutaba

  • Y el 36% dijo tener menos motivada para realizar actividades habituales.

Ante la situación, lo que genera alarma entre las autoridades sanitarias es que el 73% ha sentido la necesidad de pedir ayuda en relación con su bienestar físico y mental frente al el 40% que no pidió ayuda.

Incluso antes de la pandemia, los niños y los jóvenes soportaban la mayor parte de los riesgos en materia de salud mental, ya que la mitad de los trastornos mentales surgen antes de los 15 años, y el 75% al principio de la edad adulta.

ref
Imagen de referencia sobre un joven en soledad y presuntos sentimientos de depresión / Shutterstock

 

Según Unicef, la mayoría de las 800.000 personas que mueren por suicidio cada año son jóvenes, mientras que las autolesiones son la tercera causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 19 años, con tasas más altas entre las adolescentes.

Por otro lado, Humanium, Organización internacional de apadrinamiento de niñas y niños comprometida con la erradicación de las violaciones de los derechos de la infancia en el mundo, confirma que el conocido como ‘suicidio infantil’, en la mayoría de los casos, no significa simplemente un deseo de morir, sino que aparece como el último recurso para escapar de un gran sufrimiento o de una situación para la cual el niño no encuentra salida.

Así mismo, mientras los estudios científicos no son suficientes para entender el suicidio de niños menores de 13 años de edad, el fenómeno tiene incidencia a nivel internacional. Sin embargo, la organización confirma que las razones que llevan a los niños a suicidarse son muy diferentes de aquellas que motivan a los adultos.

Incluso, los casos de suicidio de menores se confunden con accidentes. Frente a la situación, un estudio realizado en Estados Unidos revela que el suicidio es la cuarta causa de mortalidad entre niños de 10 a 14 años, y la tercera en niños mayores de 15.

Ha llegado a reportarse el suicidio de un niño de 7 años. Según dos estudios suizos realizados en 2004 en niños de entre 11 y 15 años, y de entre 16 y 20 años, aproximadamente el 8% de las niñas y el 3% de los niños admitieron haber realizado un intento de suicidio al menos una vez en su vida.

manos
Madre de Drayke tras la muerte del menor en el hospital / hard_man03​​

 

Y aunque entre los motivos para el suicidio se encuentren factores personales, familiares, casos de minorías, el caso de Drayke fue generado por intimidación de un compañero. “No hay señales, solo palabras hirientes de otros que finalmente robaron NUESTRO Drayke de este lugar cruel”, manifestó la madre.

Las personas que conocían al menor sabían de su obsesión por el baloncesto y el JAZZ. Soñaba con llegar a ser “la estrella más baja de la NBA”, “tenía un fuego que se encendía por gente, su personalidad ingeniosa y esos ojos azules de bebé conquistaron al mundo”. A su madre, podría abrazarla y decirle “100384849 veces al día "Mamá, simplemente te amo".

Ahora, el alma del menor es “gracia salvadora, guía de caza de papá y ahora eres el protector eterno de tus hermanas mayores”, escribió la madre en la publicación viral mundialmente.

Mi corazón está destrozado, no sé cómo arreglarlo, o si alguna vez lo haré, pero pasaré cada minuto enseñando bondad en memoria de mi amigo favorito. Su propósito aquí era enseñar bondad, mostrar amor y lo hizo absolutamente, tomó a cualquiera como amigo para que tuvieran uno. Una vez que estabas en la tribu de Drayke, estabas allí para siempre

Mientras tanto, su padre cuestiona y lamenta el no poderlo revivir con maniobras de Reanimación cardiopulmonar (RCP). Y lamenta que “Ahora es mi momento de ser la voz de mi héroe, mi único hijo que nos fue arrebatado”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Andy Hardman (@hard_man03)

 

Así mismo cuestionó: “¿Me culpo a mí mismo? ¿Culpo a mi dulce niño matón? ¡Culpo al sistema! ¡Culpo al hecho de que estos matones existan! ¿Cómo hay tanto odio en nuestro mundo que permitimos que los niños lastimen a otros niños?”.

“¿Por qué este chico merecía tratar a mi hijo como si no fuera humano? Lo que sucederá en él y sus cobardes amigos basura siguiendo a convertirse en un defensor del odio. ¿Son los padres? No tengo las respuestas, pero sé que ¡ESTO TIENE QUE PARAR AHORA!”, finalizó.

El funeral del menor se realizará el próximo 18 de febrero. Es de resaltar que Healthy Children, sitio web sobre la crianza de los niños respaldado por 67.000 pediatras, dio a conocer señales de angustia en adolescentes con síntomas como:

  • Cambios en el estado de ánimo como irritabilidad, sentimientos de desesperanza o furia/ira, y conflictos frecuentes con sus amigos y familia.
  • Cambios en el comportamiento como alejarse de relaciones personales. 
  • Pérdida de interés en las actividades que disfrutaba antes.
  • Dificultad para dormir o permanecer dormido
  • Cambios de peso o patrones alimentarios
  • Problema de memoria, de razonamiento o concentración.
  • Menos interés en sus tareas escolares y un decaída en su esfuerzo académico.
  • Un incremento en comportamientos riesgosos o imprudentes, tales como el consumo de drogas o alcohol.

Lea también