Publicidad


Publicidad

Brasil: Incrementa la probabilidad de contagio de Covid -19 en la población infantil.

Se ha comprobado que el COVID-19 raramente afecta los niños sin embargo, en Brasil han fallecido aproximadamente 1.300 infantes por causa del brote.

Por Giselle Beltrán | Jue, 15/04/2021 - 23:07

Tras haber alcanzado el máximo de muertes por Covid en Brasil, El caso de Erika Ricarte tiene conmocionado al país debido al fallecimiento de su pequeño Lucas, de tan solo un año. Según la BBC  Erika y su esposo identificaron síntomas que podrían ser alusivos a la enfermedad sin embargo, un médico afirmó que los síntomas no se ajustan al perfil del virus. Tras complicaciones, dos meses después el menor murió.

Jessica sospechó que algo andaba mal en Lucas cuando él perdió el apetito, ella sospechó que podría tratarse de los dientes la madrina de Lucas, una enfermera, sugirió que el menor tenía dolor de garganta sin embargo, con el tiempo empezó a tener fiebre, fatiga y dificultad para respirar cuando Jessica llevó a Lucas al hospital pidió que le hicieran una prueba de Covid.

"El médico puso el oxímetro. Los niveles de Lucas eran del 86%. Ahora sé que eso no es normal", afirmó Jessika.Pero no tenía fiebre, por lo que el médico dijo: "Querida, no te preocupes. No hay necesidad de una prueba de Covid. Probablemente sea solo un dolor de garganta leve".

Debido a los antibióticos el menor mejoro por los siguientes 10 días pero el cansancio permaneció, al igual que su presentimiento con respecto al coronavirus en su pequeño

"Le envié varios videos a su madrina, a mis padres, a mi suegra, y todos decían que estaba exagerando, que debía dejar de ver las noticias, que me estaba volviendo paranoica, pero yo sabía que mi hijo no era el mismo, que no respiraba normalmente ".

Lucas estuvo internado en la unidad de cuidados intensivos por 33 días, Jessica sólo pudo verlo tres veces. El pronóstico era esperanzador sin embargo una noche los niveles de oxígeno y el ritmo cardíaco bajaron repentinamente y Lucas falleció.

"Esa noche, puse el móvil en silencio. Soñé que Lucas se acercaba a mí y me besaba la nariz. El sueño era un gran sentimiento de amor, de gratitud y me desperté muy feliz. Entonces vi mi móvil y vi las 10 llamadas que había hecho el médico".

Finalmente los expertos afirman que las probabilidades de contagio en los niños y en los bebés han incrementado en Brasil. “Por supuesto, cuantos más casos tengamos y, como resultado, más hospitalizaciones, mayor será el número de muertes en todos los grupos de edad, incluidos los niños. Pero si se controlara la pandemia, este escenario evidentemente podría minimizarse”, afirmó Renato. Kfouri, presidente del Departamento Científico de Inmunizaciones de la Sociedad Brasileña de Pediatría.

El presidente Jair Bolsonaro continúa oponiéndose a las cuarentenas estrictas y la probabilidad de infección sigue siendo muy alta, el mes pasado murió el doble de personas que en cualquier otro mes de la pandemia,según el reporte oficial de la Organización Mundial de la Salud.