Publicidad


Publicidad

Corte Suprema condena al exsenador Antonio Guerra por el caso Odebrecht

Deberá pagar una pena de 13 años y ocho meses de prisión y una multa de más de $1.100.000.000

Antonio Guerra
Por Agencia Periodismo Investigativo | Mar, 15/03/2022 - 17:43 Créditos: Foto: Twitter @AGuerraSenador

La Sala Especial de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia condenó a 13 años y ocho meses de prisión al exsenador Antonio Guerra de la Espriella, por su presunta responsabilidad en hechos de corrupción en el llamado caso Odebrecht.

El Alto Tribunal condenó al exsenador Guerra de la Espriella como autor penalmente por los delitos de concierto para delinquir agravado, tráfico de influencias de servidor público -en concurso homogéneo y sucesivo- y enriquecimiento ilícito de servidor público, y lo absolvió del delito de cohecho propio.

"En la decisión mayoritaria, la Sala dispuso condenarlo a las penas 164 meses y un día de prisión (13 años, 8 meses y un día), multas de $1.175’570.739 y 225.687 salarios mínimos legales mensuales vigentes para la época de los hechos, e inhabilitación para el ejercicio de derechos y funciones públicas por el término de 157 meses y cinco días", dijo la Corte Suprema.

Según sentencia de la Corte, Guerra de la Espriella ejerció influencias sobre el entonces Ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas Santamaría, para asegurar la suscripción de un contrato entre el Instituto Nacional de Concesiones -INCO- con la sociedad Ruta del Sol S.A.S., subsidiaria de Odebrecht.

"A juicio de la Sala, esto se hizo a cambio de una prebenda de $4.000.000.000 para todos los lobistas, de los cuales correspondieron a Guerra de la Espriella $200.000.000 por haber logrado para la organización delictiva el cometido propuesto", argumentó el Alto Tribunal.

En días pasados la Fiscalía General de la Nación, a través del Grupo de Tareas Especiales, radicó audiencia de imputación de cargos contra el exdirector del Invías, Daniel García Arizabaleta, como presunto responsable de los delitos de enriquecimiento ilícito de particulares y falsedad en documento privado por este mismo caso.

Para el ente investigador García Arizabaleta entre los años 2009 y 2013 habría recibido pagos de la constructora Norberto Odebrecht para hacerle llegar estos dineros y no dejar trazabilidad en las transacciones.