Publicidad


Publicidad

Hoy regresa al país Hernán Giraldo Serna, el mayor abusador de menores del paramilitarismo

Por Tania M Quiroga Páez. | Lun, 25/01/2021 - 15:34

Serna comandó a más de 1.100 hombres armados en el frente Resistencia Tayrona de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). Giraldo Serna, alias ‘Taladro’, es uno de los paramilitares más sanguinarios, abusó de 38 menores, según la Fiscalía, aunque se presume que serían más de 200 las víctimas.

.

 

Según un anuncio de Migración Colombia, Hernán Giraldo Serna, uno de los paramilitares más sanguinarios y temidos de Colombia, regresará deportado al país este lunes, procedente de los Estados Unidos, donde permaneció 12 años en prisión por narcotráfico.

En su contra figuran dos circulares rojas de Interpol, 46 órdenes de captura en Colombia y la autoría de 336 crímenes de guerra, entre 1881 y 1995, los que se le atribuyen a quien se le conocía con los alias de El Patrón, Taladro y El Señor de la Sierra, según la Sala de Justicia y Paz

Hernán Giraldo, cabecilla del bloque Resistencia Tayrona de las Autodefensas Unidad de Colombia, era conocido como el 'Taladro' por sus escalofriantes abusos sexuales.

El exjefe del bloque Resistencia Tayrona de las Autodefensas Unidad de Colombia (AUC), que operaba en la Sierra Nevada de Santa Marta y el Caribe colombiano, retornará al país tras la orden de captura emitida por Tribunal Superior de Barranquilla.

Giraldo Serna deberá pasar otros ocho años en prisión en Colombia, en el marco de la Ley de Justicia y Paz de 2005, promovida por el gobierno del expresidente Álvaro Uribe Vélez para la desmovilización de grupos paramilitares.

Entre los 336 crímenes de guerra que se le atribuyen se encuentran la desaparición forzada, desplazamiento armado, homicidio en persona protegida y acceso carnal violento en persona protegida, entre otros. Las violaciones de menores de edad y la utilización de un taladro explican el porqué de uno de sus alias.

A sus 72 años, es conocido como el mayor depredador sexual del paramilitarismo ha tratado de justificar sus crímenes ante la Fiscalía señalando que de lo que se le acusa “no son violaciones forzadas; en el campo es normal que mujeres con 13 y 14 años tengan relaciones a esa edad”. Lo dice aun cuando hay denuncias en su contra por violación a 38 menores, si bien se habla de más de 200 víctimas.

Lo que ha revelado la Fiscalía es que algunos de sus hijos dirigen actualmente estructuras criminales armadas conformadas tras la desmovilización de los grupos paramilitares en el Gobierno Uribe, y fortalecidas en el 2012, cuando los principales cabecillas de las AUC salieron de las cárceles. Una de esas estructuras es la conocida como Los Pachencas, aquella que estuvo, al parecer, detrás del asesinato de Wilton Fauder Orrego, guardabosques en la Sierra Nevada de Santa Marta, perpetrado el 15 de enero de 2019.

Con información de Infobae.