Publicidad


Publicidad

Capturados tres presuntos cabecillas de ‘Los Mexicanos’ y ‘Los Locos Yan’

Por LeidyHernandez | Jue, 19/11/2020 - 09:11

La Policía Nacional en trabajo conjunto con la Fiscalía General de la Nación logró la captura de tres hombres señalados de hacer parte de las agrupaciones criminales ‘Los Mexicanos’ y ‘Los Locos Yan’, que afectaban la seguridad en Chocó.

Capturados

 

La captura se dio gracias al aporte fundamental de la Red de Participación Cívica y al trabajo adelantado por la Policía. Los capturados venían afectando la convivencia y la seguridad ciudadana en el departamento de Chocó, especialmente en Quibdó. Son conocidos como ‘Pimpollo’, ‘Yei’ y ‘Samper’ y habían sido establecidos por el presidente Iván Duque Márquez como objetivos principales para la Fuerza Pública.

Las capturas se dieron en la Plaza Minorista de Medellín, del sujeto Kéiner David Romaña Romaña, conocido en el mundo del delito como ‘Pimpollo’, presunto segundo cabecilla zonal de la agrupación criminal ‘Los Mexicanos’, quien centraba sus acciones delictivas en el barrio Kennedy y en el centro de la ciudad de Quibdó.

Los implicados se dedicaba principalmente al hurto a personas y tenderos del sector, así como al tráfico urbano de estupefacientes. ‘Pimpollo’ fue en el pasado integrante de los grupos delictivos ‘Los Rapados’ y ‘Los de Kennedy’, y registra antecedentes por los delitos de extorsión y hurto.

Además, fue capturado en el barrio Ciudadela Mía de Quibdó Luis Ernesto López o ‘Samper’, presunto cabecilla del Grupo de Delincuencia Común Organizada ‘Los Mexicanos’ en la zona sur de la capital chocoana. Según la investigación, ‘Samper’ es señalado como presunto responsable de efectuar cobros extorsivos a los habitantes de las 1.500 casas de interés social del mencionado sector, a quienes les cobraba en promedio 5.000 pesos mensuales por cada vivienda.

Igualmente, desplazaba de sus hogares a quienes incumplían con el pago ilícito u ordenaba a los hombres que estaban a su cargo que ingresaran a la fuerza a las residencias de las víctimas para hurtar sus pertenencias.