Publicidad


Publicidad

Abusos de un coronel presuntamente llevaron al suicidio de un capitán en Buga

Por LeidyHernandez | Sáb, 23/01/2021 - 09:01

Un disparo en el Batallón de artillería N°3 “Batalla Palacé” del Ejército, ubicado en Buga, Valle del Cauca alertó a los uniformados el 26 de noviembre.

Batalla Palacé” del Ejército, ubicado en Buga, Valle del Cauca

El Capitán Ronal Moreno se habría disparado con el fusil de un soldado después de que meses atrás sucedieran hechos extraños en el batallón. Pues había tenido constantes anotaciones negativas en su hoja de vida, no tenía permiso para ver a su familia y se le negó la recuperación de una lesión.

Según medios de comunicación regionales, el presunto suicidio se dio tras un hecho de acoso laboral por parte de altos mandos como el Coronel Álex Giovanni Vizcaíno y el Mayor David Polanco. Por su parte, la esposa de la víctima aseguró que su esposo tuvo una tutela y varias anotaciones en su expediente laboral y hasta un 'secuestro', durante varios meses en el resguardo militar.

La Revista Semana reveló que la esposa del oficial detalló que todo el acoso inició tras la llegada de Vizcaíno, el 20 de marzo de 2020, quien le ordenó a su esposo ir a patrullar los operativos de 11 municipios en los que tienen injerencia, a lo cual él se negó, pues alegaba que no podía salir por cuestiones de salud. Sin embargo, al final, él resultó cumpliendo la orden del coronel.

Ejército

 

Además, el relato de un uniformado del Batallón entrevistado por el medio y de quien se omite su nombre por razones de seguridad, fue la molestia del coronel con el capitán por la diligencia de unas actas en las que Moreno había colocado el nombre completo de su comandante Alex Giovanni Vizcaíno.

Su segundo nombre (Giovanni) no le gustaba y pidió cambiar las actas. A él le tocó repetir el papeleo, solicitar de nuevo las firmas de los otros funcionarios, lo que atrasó la entrega por lo que el coronel Vizcaíno le hizo una anotación negativa ante el incumplimiento. El coronel nos ha puesto a hacer planas para que la gente entienda que él se llama Álex Vizcaíno, sin su segundo nombre, pero realmente mi capitán hacía lo que la norma dice: documentos van con nombre completo", agregó el suboficial a Revista Semana.

En medio de tres anotaciones, Moreno envió tres cartas solicitando retirar las anotaciones, en cada una exponía sus argumentos, asegurando, por primera vez, que estaba siendo víctima de acoso laboral. Dichas cartas no tuvieron la atención y la situación para él empezó a empeorar. Pues según otros uniformados, era evidente que el Coronel Vizcaíno "se la tenía montada, mi coronel lo tenía entre ceja y ceja".

Por otro lado, respecto al estado de salud, se informó que el coronel Vizcaíno se había tomado la tarea personalmente de ir preguntar por el estado de salud del Capitán Moreno, para saber si era cierto que él presentaba una lesión en su columna y debía ir a terapias todos los días, por lo que pidió que sus terapias no se realizarán diariamente, como recomendaron los especialistas, sino una a la semana.

Soldado

 

Incluso, según el medio, el capitán duró 21 días recluido en la guarnición sin poder recibir la visita de su esposa, el motivo, aunque parezca inexplicable, era que requería terapias físicas por su lesión. Incluso, una noche llamó a una de sus hermanas diciendole que tenía miedo y temor que lo mataran.

Por su parte, el Capitán, el Coronel Vizcaíno le manifestó en entrevista a Semana que su actuar estaba bajo las normativas y que en ningún momento hizo algo indebido, pues solo deseaba ayudar a Moreno en su recuperación. Con respecto a la retención de 21 días, indicó que había sucedido un mal entendido, que él solamente había dado la orden de no dejarlo salir por un día que tenían visita de superiores.