Pasar al contenido principal

Por foco de contagio de Covid-19 en aeropuertos juez ordena medidas de choque

En momentos en que gobierno estudia reabrir algunos vuelos comerciales, controladores tuvieron que acudir a la justicia para obligar a Aerocivil a que tome medidas de bioseguridad en bases aéreas y proteger a más de 600 controladores, pilotos, usuarios y demás personal.

Por Agencia Periodismo Investigativo | Sáb, 16/05/2020 - 15:16

Aunque el Covid-19 llegó al país vía aérea en los primeros días de marzo, la Aeronáutica Civil y varios aeropuertos continuaron operando sin los elementos de protección básicos. Incluso, instalaciones como centros y torres de control, en Bogotá, para citar un caso, desde hace tres años carecen de limpieza rigurosa.

Al considerar posible factor de contagio, un fallo de tutela proferido por el juez 31 civil, Bernardo Florez Ruiz, ordenó estrictas medidas de bioseguridad a la Aeronáutica Civil. El funcionario conminó a la entidad a realizar actividades de limpieza, desinfección y entregar elementos de protección y aseo a los operadores aeronáuticos para mitigar el coronavirus.

Desde que se decretó el confinamiento obligatorio el pasado 25 de marzo, el Ministerio de Salud, expidió  protocolos de bioseguridad para que los sectores que prestan servicios necesarios como bancos, alimentos y de transporte de carga continuaran operando.  Una medida que se extendió, con normas sanitarias rigurosas  a otras actividades como la construcción y manufacturas, entre otros sectores.  

Paradójicamente, el sector del transporte aéreo ha sido hasta ahora la excepción. Por ello, un sector de sus trabajadores, agremiados en la Asociación Colombiana de Controladores de Tránsito Aéreo, tuvo que recurrir a la justicia.

Una tutela  evidenció las falencias de la Administradoras de Riesgos Laborales, ARL, en la entrega de elementos de protección y advirtió que las operaciones aéreas están más activas que nunca.

 

FOTO VUELOS HUMANITARIOS


De hecho, el decreto 488 del pasado 27 de marzo,  facultó a las ARL para destinar los recursos de las cotizaciones laborales en un 5% a la realización de actividades de promoción y prevención.  Específicamente, dirigidos a labores  directamente expuestas al contagio del virus.

Un grupo al que pertenecen los trabajadores de terminales de transporte aéreo. De igual forma determinó un  2% para compra de elementos de protección. Sin embargo, dos meses después de registrarse el primer caso de contagio en Colombia, la medida no ha sido aplicada, según los controladores aéreos.

En el entretanto, el tránsito aéreo, considerado un servicio público esencial ha seguido operando a diario, especialmente para vuelos humanitarios, de transporte de carga, oficiales o ambulancias, entre otros. Y aunque los vuelos comerciales están suspendidos, la disponibilidad de los funcionarios que controlan la operación sigue siendo la misma. 

Registros oficiales precisan que  en Colombia hay 663 controladores aéreos. En el centro de control de Bogotá trabajan 135, en la torre de control 60, en Ríonegro y Medellín 79, en Barranquilla 72 y en Cali 56. Los demás operan en diversas bases aéreas distribuidas en la geografía nacional.

Sin embargo, evidenciaron que a pesar de que le solicitaron a la Aeronáutica Civil  y a la ARL, la dotación de los elementos de protección, ocasionalmente han recibido algunos tapabocas y en pocas dependencias  gel antibacterial ocasionalmente.

 

FACSIMIL TUTELA


“El desplazamiento de los controladores aéreos en algunas ciudades del país, se realiza en rutas que no cumplen el requisito de distanciamiento social” establece el fallo de tutela. Señala que tampoco existe un plan de contingencia en caso de que un controlador adquiera el virus. 

Detalla que en varios aeropuertos reina el caos, pues al momento de iniciar labores en los horarios donde ingresa personal de otras áreas, “se viene presentando aglomeraciones innecesarias en las entradas de los sitios de trabajo”, advierte la demanda.

A pesar de estas falencias la Aeronáutica Civil, publicó el denominado Plan Retorno Inteligente. Orientado para los funcionarios que regresaron a sus labores de manera presencial a partir del 11 de mayo. 

Se advirtió que se entregaría un kit personal que consta de tres tapabocas reutilizables y un gel antibacterial de bolsillo para todos los funcionarios y por una sola vez.

En la respuesta que entregó al juez, la Aerocivil informó que la entidad no tenía injerencia alguna en los motivos que originaron la tutela y que no hace parte de sus funciones tomar medidas sanitarias y protocolos de seguridad y que eso era competencia de la Unidad Administrativa y la ARL, Positiva.

 

 AEROPUERTO BOGOTÁ, ARAUCA, RIONEGRO

 

La tutela se evidenció que por ejemplo, en la base de Arauca no se ha entregado toallas y guantes y la desinfección de la torre de control es semanal. En el caso de las instalaciones en Bahía Solano, Barrancabermeja, Bucaramanga, Buenaventura, Girardot, Manizales, Montería, Pereira, Puerto Carreño, Quibdó, San Andrés y Saravena  no se han entregado guantes, toallas desinfectantes y no se ha realizado aseo y desinfección completa.

Pero hay casos más graves. En Barranquilla, además de no haberse realizado aseo y desinfección no hay suministro continuo de agua potable y tampoco hay servicio de ruta.

En Bogotá, los ductos y rejillas del aire acondicionado y recirculatorio continúan sin limpieza.  En Cali y en Carepa tampoco han realizado aseo y desinfección, los tapabocas no se entregaron a todos los funcionarios y en este último ni siquiera se hace aseo básico.

Una situación similar afrontan las bases de Valledupar donde los controladores son los que realizan el aseo a la base, pues el personal de limpieza es escaso. “De hecho, entre los registros fotográficos allegados no se aprecia constancia de dichos elementos, solo existe prueba de la entrega de tapabocas gel e incluso alcohol” advirtió el juez.

En vista de las múltiples pruebas, el juez ordenó una desinfección de alto nivel de la infraestructura y las instalaciones es donde el personal operativo aeronáutico labora. En concreto,  salas, radar, torres de control, centros de comunicaciones aeronáuticas, estaciones de bomberos aeronáuticos, dependencias, así como soporte técnico y parqueadero.

 

FOTO AEROCIVIL

 

El funcionario determinó  además, la limpieza de ductos, rejillas y ventilación de todos los centros y torres de control del pais. “Entregar elementos de protección personal a cada control aéreo (gel antibacterial, guantes desechables y tapabocas) para evitar la exposición al riesgo de contagio por Covid-19 y garantizar su suministro continuó.

Un tema vital, si se tiene en cuenta que entre el 25 de marzo y el 12 de abril se realizaron 1.146 operaciones aéreas, 1536 de transporte de valores y cómo apoyó a la minería e hidrocarburos, 689 servicios de ambulancia aérea y 906 vuelos de carga que transportaron 21.084 toneladas.

Escríbenos