Pasar al contenido principal

Líos por cambio de números de celular vinculados a redes sociales

Delitos informáticos aumentaron en un 98%. El incremento en el uso de redes sociales y la imprudencia a la hora de entregar datos personales asociados al móvil está incrementando los casos de suplantación de identidad y extorsión. Experto mundial en ciberseguridad da las claves para evitar caer en manos de delincuentes.

Por Agencia Periodismo Investigativo | Vie, 26/02/2021 - 13:53

Por Diego Espitia, CSA de ElevenPaths, experto en ciberseguridad

Hoy en día la mayoría de las personas usan el numero móvil para registrase en todos los servicios en internet, principalmente en las redes sociales. Inclusive en algunas es el numero nuestro único identificador ante el servicio, como en el caso de WhatsApp, en los cuales nuestro número móvil se convierte en el usuario.

En los servicios donde no nos registramos con el numero móvil, el sistema nos pide ese dato, indicando que es como una medida de control en caso de que olvidemos la contraseña de ingreso o en caso de habilitar el doble factor de autenticación, para que nos llegue un SMS con el código de acceso.

Teniendo en cuenta estoy viendo lo valioso que se convierte el numero asignado para nuestra línea móvil, ¿Qué sucede con nuestros accesos digitales cuando cambiamos el número del móvil? Bien sea por decisión propia o por algún inconveniente con la línea es posible que perdamos nuestro número, pero nuestras redes sociales y servicios asociados a ese anterior número entenderían el cambio o que debemos hacer para que lo entiendan.

Para ver un poco el riesgo que esto genera una historia real, en donde se omiten los nombres de los implicados para proteger su identidad, refleja lo que le ha sucedido a muchas personas y en muchos lugares en el mundo.

Un día de octubre un músico famoso de la ciudad decidió que iba a cambiar de número móvil para dejar una línea para uso personal y otra para su profesión, pues estaba cansado de que su WhatsApp se mezclara información familiar con la laboral. Una vez entregó su línea, adquirió dos nuevos números y avisó a sus contactos del cambio de línea, según lo que  necesitaba.

Diego Espitia
Diego Espitia, experto en ciberseguridad. Es importante anotar que en el primer trimestre de 2020, se presentaron 7.082 denuncias por ciberdelitos lo que representa un incremento del 27%, comparado con en el mismo periodo de 2019.

 

Seis meses después, el músico estaba feliz con la decisión tomada, pues había logrado su objetivo de mantener su vida familiar aparte. Sin embargo, al número que había asignado a sus familiares llegó un mensaje de su anterior número. En este se  hacían peticiones económicas de desconocidos por la información que se encontraba en WhatsApp. Incluso, adjuntándole imágenes de antiguas conversaciones.

El músico preocupado llamó a su operadora e informó de la situación. No obstante, la operadora no pudo hacer mucho. Resulta que los números de teléfono, sin importar si son fijos o móviles, se reasignan tras seis meses del retiro del usuario y se asignan a nuevos usuarios. Estos se convierten en propietarios y la operadora no tiene ningún control sobre los servicios asociados a los números.

Por ello, el músico envió una solicitud a WhatsApp explicando el caso y solicitando la baja de esa información.  El servicio de mensajería contestó que no era posible acceder a su petición, debido a que el nuevo usuario ya estaba activo y cumplió con todos los procesos de verificación de identidad. Además explicó que antes de hacer el cambio debió  migrar la información de su anterior número al nuevo, antes de entregarlo o darlo de baja.

Este caso  se ha replicado en miles de ocasiones en el mundo y sucede no solo con los servicios de mensajería instantánea, sino con cualquier servicio de internet con el cual una persona asocie el número de su móvil con la identidad o el doble factor de autenticación de la cuenta.

Según registros oficiales entre marzo y noviembre de 2020, es decir, durante los periodos de confinamiento, se presentó un incremento del 98% en los delitos informáticos. La Fiscalía registró más de 32.000 noticias criminales.

Suplantación
Las entidades gubernamentales más suplantadas son la DIAN con un 57%, Fiscalía General de la Nación (12%), organismos de tránsito (10%), Policía Nacional (9%) y Ministerio de Salud (7%).

 

Ante este delicado panorama por el uso inadecuado de la información en redes se requieren correctivos inmediatos. Para mitigar este riesgo es fundamental que los usuarios tomen medidas de prevención y analicen las posibilidades que les da un servicio en internet para gestionar la activación y desactivación de los números de móviles.

Para las personas que están el proceso de cambiar el numero móvil, es recomendable revisar que servicios en internet tienen asociados a su número móvil, principalmente redes sociales. Mantener actualizado el número móvil en los servicios donde está asociada para un segundo factor de autenticación.

También es pertinente que en servicios donde el identificador sea el número móvil, es  responsabilidad del usuario migrar la información al nuevo número y eliminar la cuenta del que va a entregar. Además, se debe evitar el  uso del número móvil como doble factor de identidad. Lo indicado es utilizar  las aplicaciones diseñadas para este fin.

Otra medida preventiva es cerrar todas las sesiones abiertas de aquellos servicios en los que se conectó desde el número móvil a entregar. Es clave que Separe la vida profesional de la personal, para evitar que estos cambios generen daños en su reputación.

Desafortunadamente, para muchas personas este descuido ha generado daños que resultan casi irreparables. Cada día son mas frecuentes la suplantación de identidad, pérdida del control de sus redes sociales y en algunos casos la extorsión de criminales.

Escribanos