Pasar al contenido principal

Directivos de Avianca reciben en pandemia bonificaciones por más de siete millones de dólares

Al tiempo que tramitan préstamo del gobierno por US$370 millones, su presidente y otros directivos reciben millonarios estímulos económicos por su labor. Aerolínea ha advertido que sin el crédito es inviable.

Por Norbey Quevedo | Dom, 20/09/2020 - 14:54

El préstamo por US$370 millones que el gobierno nacional le hará a la empresa Avianca está temporalmente suspendido por cuenta de una acción popular que estudia un Tribunal. Las partes argumentan que la multimillonaria cifra es la única oportunidad que tiene la aerolínea de sobrevivir al Covid-19 y a sus efectos luego del cese de actividades comerciales durante seis meses.

Sin embargo, un documento entregado recientemente al  Tribunal de Quiebras del Distrito Sur de Nueva York, dejó en evidencia que mientras la firma pedía autorización para suspender contratos de trabajo, algunos pilotos aceptaban la reducción temporal de sus salarios y pedian multimillonarios préstamos, a los altos directivos de la aerolínea se les pagaron bonificaciones por más de $26 mil millones. 

Se trata del caso 29-11133 de Avianca Holdings SA. Es decir, la solicitud que realizó la compañía en un Tribunal de los Estados Unidos, el pasado 10 de mayo para ser aceptada en proceso de reorganización, en el marco del capítulo 11 del Código de Quiebras de ese país. 

En el estado financiero reportado, la aerolínea registró desde el 1 de enero pasado ingresos brutos antes de deducciones y exclusiones de US$613.660.918. El año pasado entre el primero de enero y el 31 de diciembre esta cifra fue de US$2.822.687.000. Así mismo en el 2018 en ese año fiscal fue de US$2.976.479.000.

Con respecto a los ingresos no comerciales, en esos mismos periodos fue de US$986.718 del 1 de enero de 2020 hasta la presentación de la causa. Y en el año 2019 fue de US$7.926.000 y en el año 2018 de US$7.240.000.

Presidente de Avianca

 

En los pagos declarados en el último año ante la justicia de Estados Unidos, figuran además múltiples bonificaciones a las cabezas directivas de la firma.

El primer beneficiario en la lista es Adrian Neuhauser Berlín, quien asumió a mediados de 2019 cómo Chief Fináncial Officer. A este ingeniero comercial de la Universidad Católica de Chile experto en banca de inversión se le pagó, después de que se declaró el virus como pandemia y los aeropuertos fueron cerrados, la suma de US$2.783.272  dólares, un poco más de $10.000 millones, en pesos colombianos.

Por su parte, el presidente de la aerolínea el holandés Anko David Van Der Werff quien en junio de 2019, renunció a Aeroméxico para remplazar a Hernán Rincón en Avianca, recibió el 5 de junio de este año un bono por US$3.732.494 es decir, alrededor de $13.425 millones. 

En cuanto a Eduardo Mendoza de La Torre, el exviceministro de justicia que fue declarado insubsistente en 1992 por el presidente César Gaviria luego del tristemente célebre episodio de la cárcel La Catedral, en donde estaba recluido el narcotraficante Pablo Escobar y se fugó,  también recibió una significativa compensación económica.  

Resulta que Mendoza de La Torre quien también es piloto y abogado y se desempeñó como vicepresidente de operaciones de la aerolínea fue citado el año pasado por la Fiscalía por las interceptaciones ilegales a los sindicatos de la empresa de aeronavegacion.

A este exfuncionario le pagaron el pasado 5 de julio un bono por US$82.000 que se suma a otro del 21 de abril por US$691. Lo que equivale a un poco más de $287 millones.

Eduardo Mendoza de La Torre

 

Michael Anthony Swiatek, quien aparece como vicepresidente de Planeación y Estrategia de la aerolínea recibió en mitad de la pandemia un bono por US$112.000. Por ese mismo valor fue bonificado el presidente de información Michael Ruplitsch.

Pero ellos no fueron los únicos en recibir estos bonos en los momentos más críticos de la compañía. Incluso muchos trabajadores aceptaron reducir el salario, sus contratos fueron suspendidos o en otros casos  muchos de los trabajadores de base están a la expectativa por la pérdida inminente de sus empleos.

Renato Covelo Frutos y Silvia Mosqueta González, vicepresidente de Asuntos Legales y vicepresidente Comercial respectivamente, recibieron también bonificaciones. El primero por US$128.000 y la segunda por US$286.000.

De igual forma, hace dos semanas, el directivo Renato Covelo Frutos, beneficiario de millonaria bonificación, envío una comunicación a los trabajadores de Avianca solicitando la reducción de salario: “En el marco de la coordinación económica y equilibrio social que rige la relación laboral acordemos una revisión salarial para el mes de septiembre de 2020”, resalta la carta.

A estas cifras se suman los salarios y gastos de representación que recibe el equipo directivo de la aerolínea, recursos que también fueron reportados al juez que tramita el proceso de Capítulo 11 o Ley de Quiebras en Estados Unidos.

Paradójicamente, dos meses antes de estas multimillonarias bonificaciones que ascendieron en total a  US$7.236.457, el pasado 2 de abril la aerolínea le envió una comunicación a Juan Carlos Hernández, viceministro de Relaciones Laborales en la que le solicitó cita prioritaria para suspender 347 contratos de trabajo argumentando motivos de fuerza mayor.

Facsimil demanda ante el Tribunal de Quiebras de EEUU

 

“Dado que las acciones de mitigación de sus efectos deben encontrar una respuesta inmediata que permitan contrarrestar las nocivas consecuencias con el menor costo humano”. Advirtió.

Así mismo, en la carta de ocho páginas, la empresa señaló que la aviación mundial y particularmente en Colombia se había limitado por lo tanto la consecuencia fue la reducción de sus operaciones. 

Colombia fue uno de los últimos países de la región en cerrar vuelos comerciales como medida de contención de la pandemia, la medida empezó a regir el 25 de marzo. Sin embargo, Ecuador había hecho lo propio el 14 de marzo, Perú el 15 del mismo mes y Canadá y Argentina el 26. 

Las medidas adoptadas por la aerolínea en cuanto a la suspensión de contratos, así como la solicitud de un polémico préstamo al gobierno colombiano que supera el billón de pesos, no parece compadecerse con las bonificaciones recibidas por los altos funcionarios de la compañía, según varios expertos, exempleados y empleados de la Avianca consultados.

La Agencia de Periodismo Investigativo, API, solicitó una respuesta oficial a interrogantes sobre las bonificaciones, cuya respuesta al cierre de esta edición, no se recibió. Sin embargo, funcionarios de la empresa señalaron que los ejecutivos están concentrados en la reactivación de la operación de Avianca en Centroamérica.

Relación de bonificaciones, salarios y gastos pagados a los directivos de Avianca en los últimos meses

 

Este miércoles, mediante un comunicado de prensa, la aerolinea informó que de no recibir el préstamo por US$370 millones la compañía será inviable y se pone en riesgo la conectividad del país.

Según Avianca se perderían 123.000 empleos al año, el 3.2% del PIB y la recaudación de US$1.300 millones en impuestos. Al responder a la decisión del Tribunal Administrativo de Cundinamarca que suspendió el préstamo, la compañía respondió además, “de mantenerse la medida cautelar y por tanto de condenarse a Avianca a desaparecer, se causaría al patrimonio público una mayor afectación que la que representaría el desembolso del crédito”. 

 

Nota del editor

(21/09/2020 9:30 am)

Luego de publicado este reportaje la aerolínea Avianca expidió el siguiente comunicado

Comunicado Avianca

 

Escribanos