Pasar al contenido principal

Extraña licitación

Thumbnail
Por Manuel García Riaño | Vie, 09/11/2018 - 06:09

Los procesos de contratación a través de la Imprenta Nacional siguen dando de qué hablar. No solo porque allí se manejan negocios que nada tienen que ver con el objeto de la entidad, si no por sus millonarias cuantías y las decisiones que se toman a última hora dejando atónitos y con dudas a quiénes participan en licitaciones. El caso más reciente se registró el martes cuando se definía mediante invitación privada el proponente que manejaría la publicidad de Transmilenio. Todo estaba listo para que la adjudicación por 3.705 millones de pesos se cerrará a las 3:00 pm. Sin embargo, para sorpresa de los oferentes, un minuto después, se publicó una adenda, aplazando el proceso que ya estaba listo. Entre los participantes quedó la sensación de que se expidió un nuevo requisito para permitir la postulación de una nueva empresa. ¿Para quién será este negocio?