Los países ricos al parecer tienen 3 veces el número de su población en vacunas contra Covid-19