En Europa los lanzamientos y programas de vacunación han sido inestables