Elefantes Blancos, Santander, obras, contratos, Contraloría de Santander