Daniel Quintero, Medellín, convento, monjas, muertas, Covid-19, barrio Laureles, Congregación Teresita del Niño