Pasar al contenido principal

Pájaros tirándole a las escopetas

Thumbnail
Por Manuel García Riaño | Lun, 05/11/2018 - 19:43

Para nadie es un secreto que uno de los grandes problemas del INPEC, son los 91 sindicatos que convierten a la entidad penitenciaria en inmanejable. Por estos días Constanza Duarte, la recién posesionada directora de la cárcel de Santa Rosa de Viterbo, Boyacá padece las consecuencias de haber tomado la decisión de no reconocer viáticos a la guardia cuando deben custodiar a internos hospitalizados, de un rubro que se llama traslado de internos. Ella basó su decisión en un concepto de José Nemesio Moreno, director de gestión corporativa del INPEC, en donde se advertía que no se podía destinar para otros fines dichos recursos. Pues quién dijo miedo, algunas de las directivas de los sindicatos se fueron de lance en ristre en contra de la funcionaria. Entre otras acusándola por redes de permitir la salida de un extraditable, olvidando el guardián sindicalista que dicho establecimiento por ser de mediana seguridad no tiene internos pedidos en extradición. La funcionaria ya advirtió que interpondrá las denuncias correspondientes. ¿Qué dirá el Presidente Duque del caos que es el INPEC?